Japón pide a escuelas de todo el país que avisen a la policía sobre casos de ijime

Rima Kasai

 

Rima Kasai, alumna de una escuela de secundaria en la ciudad de Aomori, se suicidó en 2016. La menor dejó una nota en la cual revelaba que era víctima de ijime.

Su padre, Go Kasai, dice que la gente tiende a tomar a la ligera el bullying.

Para el hombre, “enviar el mensaje de que el ijime puede ser un delito puede servir como elemento disuasorio”.

Kasai se refiere a la notificación enviada el martes por el Ministerio de Educación de Japón a las escuelas de todo el país.

El Ministerio de Educación exhorta a las instituciones educativas a acudir a la policía para reportar casos serios de ijime y les recuerda que la vida y la seguridad de los estudiantes son lo más importante, precisa Yomiuri Shimbun.

En el documento enviado por el gobierno se establecen 19 ejemplos de abuso que podrían constituir una infracción penal.

El daño infligido a un compañero de clase con unas tijeras o un cúter puede ser tratado como un caso de lesiones corporales.

Compartir fotos o videos de un compañero de clase desnudo entre un grupo, a través de las redes, viola la ley contra la pornografía infantil.

Estos ejemplos son útiles, pues a veces las escuelas dudan en avisar a la policía de un caso de ijime del que no están seguras si es tan grave como para solicitar la intervención policial.

La Agencia Nacional de Policía de Japón ha informado a los departamentos de policía de las 47 prefecturas del país sobre la notificación del Ministerio de Educación. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL