Toyota, NTT, Sony, NEC y otras se unen para desarrollar chips de próxima generación

Se instalará en Japón una base estable de producción de chips de próxima generación.

Ocho grandes compañías japonesas se asociarán con el gobierno para lanzar «Rapidus», una nueva entidad para desarrollar y comenzar a fabricar semiconductores de próxima generación para fines de esta década, reveló el Nikkei.

Toyota, Denso, NTT, Sony Group, el fabricante de chips Kioxia Holdings, NEC y SoftBank se encuentran entre las empresas que se espera que inviertan en el proyecto, cada una aportando alrededor de 1.000 millones de yenes, unos 6,8 millones de dólares.

El gobierno japonés apoyará el proyecto a través de subsidios y otros medios. Tetsuro Higashi, ex presidente del fabricante de equipos de chips Tokyo Electron, dirigió el establecimiento de la nueva empresa. Mitsubishi UFJ Bank también participará, y la nueva empresa solicitará más inversiones y cooperación de otras empresas.

Rapidus, del latín que significa «rápido», tiene como objetivo desarrollar la próxima generación de semiconductores lógicos utilizados en computadoras, inteligencia artificial, conocida como la «tecnología más allá de los 2 nanómetros», y construir en Japón una base estable de producción para fines de esta década.

Los semiconductores lógicos, con anchos de circuito mucho más pequeños que los actuales, funcionan con un estándar más alto y determinan las capacidades de procesamiento de los teléfonos inteligentes, los centros de datos y otros dispositivos.

Los semiconductores con alto rendimiento informático y las tecnologías relacionadas también serán importantes para las redes de comunicación avanzadas y la conducción totalmente automatizada.

Las empresas están dispuestas a invertir en esta área como parte de la preparación para el futuro y para mantenerse competitivas en el desarrollo y la fabricación de tecnologías de vanguardia.

Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC) y Samsung Electronics ya han establecido la tecnología de producción en masa para chips de 3 nm y planean producir en masa chips de 2 nm en 2025.

Los crecientes riesgos geopolíticos que son exacerbados por China han aumentado la necesidad de que las empresas aseguren su propia capacidad de fabricación de chips avanzados, que ahora está dominada por entidades taiwanesas.

Los gobiernos de Japón y EEUU ya acordaron cooperar en investigación y desarrollo en campos de próxima generación. Tokio incluyó aproximadamente 350 mil millones de yenes en su segundo presupuesto complementario para el año fiscal 2022 para un centro de investigación liderado por ambos países.

El centro se establecerá a fines de este año y se espera que colabore con empresas e instituciones de investigación nacionales y extranjeras. Los candidatos incluyen IBM e imec, un instituto de investigación belga.

Japón está atrasado en este campo. Sus últimas líneas de producción de semiconductores lógicos son para chips de 40 nm y no había podido mantenerse al día con las inversiones masivas de empresas en el extranjero ya que la competencia en tecnologías avanzadas ha sido intensa desde la década de 2010. (RI/NI/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.399 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio