Municipio se disculpa por profesores que hacían ijime a estudiantes

Miembros de la junta educativa ofrecen disculpas (TBS)

 

Varios incidentes de bullying por parte de dos profesores contra estudiantes en una escuela de primaria municipal en la ciudad de Yasu, en la prefectura de Shiga, fueron denunciados por Mainichi Shimbun.

En el primero de los casos, el maestro principal de un salón de segundo grado acosó repetidamente a un niño del que pensaba que padecía un trastorno del desarrollo.

El docente, un hombre en la cincuentena, se burlaba a menudo del niño.

Un día, cuando el niño le hizo preguntas en clase, el tipo le respondió: “Realmente no sabes hablar”.

Cuando el pequeño hablaba, el profesor, delante de toda la clase, decía “ignoremos eso”.

Varias veces le dijo que era “muy fastidioso”.

Una vez dijo a sus estudiantes: “Vamos a tener una prueba de palabras, pero no para todos, solo para X-san (en alusión a la víctima), porque él no sabe palabras”.

El ijime fue imitado por el resto de estudiantes que, siguiendo el mal ejemplo del profesor, decían cosas como: “Ignoremos lo que dice” y “Ni siquiera entiendes esas palabras”.

Durante una reunión de maestros y padres, el profesor, sin que hubiera diagnóstico médico que lo respaldara, le dijo a la mamá de la víctima que su hijo tenía un trastorno por déficit de atención, que debía someterse a “una prueba de discapacidades del desarrollo lo antes posible”, y que le diera medicamentos para tratar su condición.

Los padres del niño no sabían entonces los abusos de los que era blanco su hijo. Cuando lo supieron, la escuela convocó a una reunión de padres y profesores y ofreció disculpas.

La escuela anunció que el maestro de marras será sustituido.

El hombre, que se ha declarado de baja por motivos de salud, admitió en una carta dirigida a los padres del niño los abusos que cometió y ofreció disculpas.

El agresor reconoció que no era especialista en trastornos del desarrollo y que emitió su juicio sobre la base de su experiencia docente.

En otra carta, dirigida a la escuela municipal, escribió: “Por favor, nunca digan cosas hirientes a los demás como yo lo hice”.

El segundo caso tiene como protagonista a un profesor de cuarto grado, que también fue apartado de su puesto por comparar a algunos alumnos con personajes de anime, lo que empujó a que el resto de niños les hiciera ijime.

Las autoridades educativas de Yasu se comprometieron a trabajar para que estos incidentes no se repitan. (International Press)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.399 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio