Rusia repliega 24 cazas y 14 helicópteros tras ataque ucraniano en Crimea

Foto publicada por la Inteligencia de Ucrania muestra un aeródromo en Crimea.

La Dirección General de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania informó en sus redes sociales que Rusia ha retirado al menos 24 aviones de combate y 14 helicópteros de un aeródromo militar en Crimea, en el sur de Ucrania, que Moscú anexó en 2014. El retiro de las naves sería una medida en respuesta a los ataque ocurridos este mes contra aeródromos militares.

«Después de los recientes acontecimientos en Crimea, los rusos están trasladando urgentemente sus aviones y helicópteros a lo profundo de la península y a los aeródromos de la Federación Rusa», dijo el comunicado ucraniano.

Las explosiones reportadas ocurrieron en el aeródromo militar de Saka el 9 de este mes y en un depósito de municiones en Gvardiyske hace dos días. Se cree que el día 9, el ejército ruso perdió nueve aviones de combate, el mayor número de naves en un solo ataque desde la Segunda Guerra Mundial.

Aunque en un principio no se tenía claro el asunto, el ataque fue atribuido a un comando ucraniano. Un informe del gobierno ucraniano, dijo que se trataba de una pérdida positiva para sus líneas, pero temporal para las fuerzas rusas.

La inteligencia ucraniana reportó que el retiro de las 10 primeras naves, entre cinco Su-27 y otros cinco SU-34, comenzó el 11 de agosto y que se aceleró ayer miércoles con la partida de helicópteros KA-27 y Krasnodar, además de varios cazas Su-35S, Su-34, CU 27/ZOSM y probablemente MiG-31.

NUEVO COMANDANTE EN EL MAR NEGRO

Al mismo tiempo, la agencia Tass informó sobre el nombramiento del nuevo comandante de la flota rusa del Mar Negro. El excomandante fue despedido después de que el buque insignia de la Marina, el crucero Moskva, fuera hundido en abril por misiles ucranianos con un gran número de bajas.

Las fuerzas ucranianas están intensificando su ofensiva en el sur. Ayer atacaron una base militar en la provincia de Kherson donde habrían provocado la muertes de entre 10 y 15 soldados rusos.

Por otro lado, el gobernador de Kharkiv, este de Ucrania, anunció que las tropas rusas atacaron una zona residencial ayer 17 de agosto, matando a seis personas e hiriendo a otras 16. Entre los heridos se encuentra una niña de 11 años. El presidente Volodymyr Zelenskiy dijo en su red social: «Fue un ataque con misiles. No se puede justificar un ataque cobarde contra civiles. Tomaremos represalias». (AG/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.126 suscriptores

Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio