Fabricantes japonesas aceleran el lanzamiento de mini coches kei eléctricos

NMKV, el mini coche kei eléctrico de Mitsubishi. (Mitsubishi Motor)

Las principales fabricantes de automóviles de Japón están preparando el lanzamiento de las versiones eléctricas de los miniautos kei, muy populares entre los conductores nacionales, algo que es visto como una aceleración hacia una industria automotriz más ecológica, dijo el Nikkei.

Nissan y Mitsubishi lideran esta carrera a uno o dos años de distancia de sus competidores locales. A principios de abril próximo lanzarán el NMKV, un auto kei eléctrico que ha sido desarrollado de manera conjunta.

«2022 será el primer año de los kei eléctricos», destacó Takao Kato, el CEO de Mitsubishi Motors en una exhibición de coches realizada cerca a Tokio.

El NMKV recorrerá 170 km con una sola carga y costará menos de 2 millones de yenes (unos 17.500 dólares) con subsidios gubernamentales. Esta es una autonomía mucho menor que los 610 km del Ariya, del primer vehículo utilitario deportivo totalmente eléctrico de Nissan, aunque muy por debajo del precio de este carro que cuesta 5,39 millones de yenes.

Gracias a los subsidios y las tasas impositivas más baratas debido a que poseen motores de 660 cc o menos, los autos kei se han convertido en una opción asequible para muchos conductores japoneses, especialmente en áreas rurales donde el transporte público suele ser limitado. Este tipo de coches ya representa alrededor del 40% de todos los autos nuevos vendidos en el país.

Honda Motor tiene previsto lanzar sus miniautos kei eléctricos en 2024, mientras que Suzuki y Daihatsu planean comercializar los suyos para 2025, que llegarían a costar alrededor de solo un millón de yenes.

No obstante, los analistas consideran que las fabricantes japonesas aceleran el desarrollo de sus kei eléctricos contra el reloj dabido a la ventaja que ha logrado China.

El Hongguang Mini chino de 4.500 dólares vendió 364.000 unidades en 11 meses en 2021, lo que le convirtió en el coche eléctrico más vendido del páis después del «Modelo 3» de Tesla.

A largo plazo, se cree que una afluencia de mini vehículos eléctricos de bajo coste desde el extranjero podría amenazar el estado actual de los autos kei en Japón, que incluso podrían perder las tasas impositivas favorables que durante mucho tiempo han sido criticadas por las automotrices estadounidenses y alemanas como «barreras» para la entrada de sus vehículos. (NI/RI/AG/)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35.852 suscriptores


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio