Uno de cada 6 varones con COVID podría sufrir disfunción eréctil e infertilidad

El problema puede presentarse hasta seis meses después de sufrir la infección.

El Programa de Urología Reproductiva de la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami está estudiando la disfunción eréctil y la infertilidad en hombres que han padecido infección por coronavirus.

Todo empezó a finales de 2020 cuando los médicos empezaron a notar que las consultas de varones que estaban sufriendo por disfunción eréctil empezaron a aumentar entre pacientes de 20 y 50 años de edad a más.

Al principio se atribuyó la falta de estímulo sexual el fenómeno al estrés, la ansiedad y depresión por la pandemia y las estrictas medidas de control sanitario, pero un análisis de la historia médica de los pacientes determinó que la mayoría de ellos habían estado infectados por COVID-19.

“Estudios en Italia dicen que los pacientes que han tenido COVID pueden tener hasta seis veces más el riesgo de sufrir disfunción eréctil. Tienen daño en los testículos con inflamación o dolor que les impide tener orgasmo. Además, se ha detectado en los análisis de sangre que el nivel de testosterona en estas personas es muy bajo”, dijo el Dr. Raúl Ortega en su comentario del lunes en Súper Tokio Radio.

ESCUCHE EL PODCAST CON EL DR. ORTEGA:

Ortega dijo que para validar aún más las sospechas del origen de estos casos se ha ido más allá: “Inicialmente pensábamos que el COVID era solo una afección pulmonar que causaba neumonía, pero ya sabemos que ataca el corazón, los riñones, el cerebro y diferentes órganos como los genitales”.

“El virus del COVID destruye el tejido endotelial que es una capa que está en las arterias y venas. Todos sabemos que el órgano que recibe más sangre, pero otros de ellos también son los genitales, el pene”, precisó.

“Si el endotelio, la capa de los vasos sanguíneos, está alterado difícilmente va a llegar sangre a esa zona y esa es la razón por la que el coronavirus ha afectado tanto a estos pacientes”, precisó Ortega.

Biopsias practicadas en los testículos de pacientes hospitalizados o por otros motivos han encontrado presencia del virus del COVID. “Incluso en pacientes que habían sido dados de alta y les han realizado biopsia han encontrado el virus en los testículos ahí metidos, escondidos”, explicó.

Los investigadores de la Universidad de Miami dijeron además que un análisis del tejido del pene de dos hombres que recibieron implantes de pene mostró que el virus estaba presente entre siete y nueve meses después de su diagnóstico por COVID-19.

Ortega recordó cómo se expandió por el mundo la versión falsa de que las personas que reciban la vacuna no iban a poder tener hijos, pero la realidad está demostrando lo contrario. Que aquellos que no reciban la vacuna y se infecten, incluso levemente, podrían sufrir de disfunción sexual e infertilidad masculina. (RI/SU)

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 35K suscriptores

BELLEZA

『PR』PATROCINADOS


Descarga el App de Súper Tokio Radio


AUTOMÓVIL

Be the first to comment

Deja un comentario