Los dinosaurios sufrieron cáncer, descubre equipo científico nipo-canadiense

Centrosaurus

Por primera vez en la historia se ha confirmado que los dinosaurios también sufrieron de cáncer, según un equipo de investigación formado por la Universidad de Ciencia de Okayama, el Museo Real de Ontario y la Universidad Mac Master de Canadá, reveló un artículo científico de la revista médica “Lancet Oncology”, edición de agosto.


La conclusión llegó tras examinar unos huesos fósiles de las piernas de un Centrosaurus que vivió a finales del período Cretácico. Se utilizó una tomografía computarizada (TC) y análisis de microscopio, con la misma técnica empleada para diagnosticas enfermedades humanas.

Los científicos descubrieron osteosarcoma, un cáncer de hueso.

El profesor Kentaro Chiba, de la Universidad de Ciencias de Okayama, experto en paleo-zoología, y sus colegas analizaron los fósiles descubiertos en Canadá en 1989. Observaron que una tibia era gruesa, corta y deformada creyendo que era signo de una curación, narró el diario Yomiuri.

En comparación con una tibia normal, el hueso en estudio era extrañamente hinchado. Por ello, en 2017 empezaron los exámenes patológicos para analizar la estructura interna del hueso por TC.

Una observación microscópica de las escamas óseas y su comparación con un hueso humano con cáncer confirmó que se trataba de un osteosarcoma. El cáncer había invadido el tejido óseo y presentaba pequeños orificios como una esponja.

La investigación dijo que esta característica también ha sido encontrada en huesos fósiles de dinosaurios con la posibilidad de que el mal haya podido extenderse a otras partes del cuerpo como los pulmones.

“Descubrimos que el cáncer ha afectado a los organismos vivos desde la antigüedad”, dijo el profesor Chiba, aunque especuló que la causa de la muerte de este Centrosaurus no haya sido el cáncer.

“Los dinosaurios que vivían en la bandada eran devorados por dinosaurios carnívoros cuando eran debilitados por una enfermedad, o se quedaban rezagados porque no podían seguir el ritmo del grupo y morían en el camino”, explicó Chiba.

El profesor señaló que el osteosarcoma se desarrolla en personas jóvenes, pero que los dinosaurios estudiados eran adultos. “Es posible que hayan estado protegidos por sus compañeros de bandada cuando empezaron a debilitarse por la enfermedad”, manifestó. (International Press)



SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Cine
J POP
Cine
Cine
J POP

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Novedades de Japón

Turismo en Japón

LECTOR