Consultores recomiendan pedir aplazamiento del pago del impuesto de residencia

A medida que la economía japonesa se deteriora a causa del coronavirus, es probable que la carga del Impuesto de Residencia (Juminzei) se vuelva más pesada que nunca. Ante ello, los asesores en tributos están recomendado solicitar ante el municipio el aplazamiento del pago de dicho impuesto.

“Es mejor hacer uso del mecanismo que permite el aplazamiento del impuesto a la residencia para casos relacionados con el coronavirus”, dijo al Nikkei, Eiji Asano, consultor fiscal de Hongo Tax Accountant Corporation.

Mientras un creciente número de personas verán sus ingresos en caída, al mismo tiempo recibirán el cobro del impuesto de residencia que se calcula sobre los ingresos del año pasado, ha comentado el consultor.

El impuesto de residencia es un tributo a los ingresos que los gobiernos locales (prefecturas y municipios) cobran a personas y empresas de su jurisdicción.

Por lo general, los ciudadanos hacen el pago fraccionado del impuesto de residencia entre los meses de junio, agosto, octubre y enero del año entrante.

No obstante, a pesar de la disminución de los ingresos de la población, el monto de este impuesto no será reducido. Es probable que haya muchos casos de cuotas impagas.

Pueden aplicar al mecanismo de aplazamiento del juminzei las personas o empresas cuyos ingresos entre abril a mayo hayan disminuido en un 20% o más, en comparación con el mismo período del año anterior.

Si la solicitud presentada ante el gobierno local es aprobada, en principio, el cobro de la recaudación será retrasada un año. (International Press)

SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón y servicio exclusivo de Último Minuto.


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio


Te recomendamos

Cine
Curiosidades
JAPÓNICA
Curiosidades
Cultura

PRODUCTOS

Alimentos y Bebidas de Japón
Novedades
Novedades

Turismo en Japón

PODCAST EN SPOTIFY

LECTOR