Tecnología ayuda a restaurantes japoneses a reducir pérdidas por malos clientes


Publicidad

En agosto, un restaurante de comida italiana en Osaka recibió una reserva para 50 personas. Los trabajadores prepararon platos con un costo de ingredientes de aproximadamente 150.000 yenes (1.377 dólares).

Los 50 clientes nunca se presentaron. Para el propietario del negocio, el plantón fue muy doloroso no solo por los platos desperdiciados, sino también por la decepción de los empleados que trabajaron en vano.

No es un problema menor. De acuerdo con un estudio del gobierno de Japón, se pierden alrededor de 200 mil millones de yenes (1.837 millones de dólares) al año por culpa de usuarios que hacen reservaciones y después no se presentan, revela Jiji Press.

El sitio web de reservas de restaurantes, TableCheck, descubrió a través de un reciente sondeo que son pocas las personas que se sienten culpables por hacer reservas y no cumplir con ellas.

Muchos se excusan diciendo que las reservas eran solo “provisionales”, mientras que otros simplemente se olvidan de que las han hecho.

No siempre hay negligencia o descuido. El mes pasado, la policía de Tokio arrestó a un hombre por hacer reservas falsas en un izakaya.

¿Cómo lidiar con el problema? La tecnología puede ser una importante aliada.

Cinco compañías tecnológicas lanzaron en noviembre de 2018 una iniciativa conjunta para sensibilizar a los consumidores sobre el tema.

Las firmas descubrieron que la principal razón por la cual una persona no se presenta en un restaurante después de realizar una reserva es que se olvida de cancelarla.

Ahora, a través de un sitio web, los restaurantes envían correos electrónicos de confirmación de reserva a sus clientes para que no la olviden, y estos -si así lo desean- pueden cancelarla mediante sus smartphones.

Los resultados han sido positivos, pues los plantones se redujeron en 2019 un 10 % con respecto al año anterior. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario