Francisco pide a jóvenes en Japón que se unan contra el bullying

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Francisco abraza al estudiante de Fukushima, Matsuki Kamoshita (Fuji TV)

El papa Francisco se reunió el lunes con alrededor de 300 supervivientes del triple desastre de 2011 (terremoto, tsunami y accidente nuclear) en la región de Tohoku.

Tres de los damnificados por la tragedia hablaron sobre sus experiencias. Uno de ellos fue el estudiante Matsuki Kamoshita, quien tras el accidente nuclear en Fukushima tuvo que mudarse a Tokio, donde le resultó muy difícil adaptarse y sufrió ijime.

Matsuki denunció la contaminación radiactiva causada por la planta nuclear y, al término de su discurso, muy emocionado, abrazó al papa.

Francisco hizo un llamado a las “personas de buena voluntad” para que ayuden a los supervivientes. “Nadie se reconstruye solo. Nadie puede volver a empezar solo. Es imprescindible encontrar una mano amiga”, enfatizó.

El papa también se reunió con jóvenes (de diferentes religiones) en la Catedral de Santa María de Tokio y escuchó los testimonios de tres de ellos.

El papa dedicó varios minutos a reflexionar sobre la “epidemia” del bullying.

Francisco hizo hincapié en que los débiles no son las víctimas de ijime, sino los agresores. “En el fondo, los acosadores, los que hacen el bullying, tienen miedo, son miedosos que se cubren en la apariencia de fortaleza”, dijo.

“Cuando ustedes vean que alguno tiene necesidad de herir a otro, de hacer bullying a otro, de acosarlo, ese es un débil. El acosado no es el débil, es el que acosa el débil, porque necesita hacerse el grandecito, el fuerte para sentirse persona”, manifestó con particular énfasis.

“Debemos unirnos todos contra esta cultura del bullying y aprender a decir: ‘¡Basta!’. Es una epidemia donde la mejor medicina la pueden poner entre ustedes mismos”, añadió.

Francisco advirtió de que la intervención de las escuelas o adultos para frenar el ijime no es suficiente. Los chicos, los estudiantes, los jóvenes, tienen que unirse para enfrentar este flagelo.

“Es necesario que entre ustedes, entre amigos y compañeros, puedan unirse para decir: ‘¡No! No al bullying, no a la agresión al otro”. (International Press)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón

LECTOR