Japón reconoce que atención médica a extranjeros detenidos no es buena


Shoko Sasaki, jefa de la Agencia de Servicios de Inmigración de Japón (The Foreign Correspondents' Club of Japan)


Publicidad

Japón necesita mejorar la atención médica a los extranjeros detenidos en los centros de inmigración.

Quien dijo esto no fue un abogado o un activista que defienden a extranjeros, sino la jefa de la Agencia de Servicios de Inmigración de Japón.

En declaraciones reproducidas por Reuters, Shoko Sasaki, admitió que la atención médica es insuficiente y que debe mejorar.

Son varlos los desafíos que la agencia tiene por delante. Sasaki mencionó: contratar a más médicos a tiempo completo para los centros (en las cárceles sufren el mismo problema), mejorar la comunicación entre el personal y los médicos visitantes, y aumentar el número de hospitales que acepten a extranjeros detenidos como pacientes.

En junio, un hombre nigeriano que estaba en huelga de hambre murió en un centro de inmigración. Su muerte fue la décimo quinta desde 2006 en estos centros que albergan a extranjeros que permanecen de manera ilegal en el país o cuyas solicitudes de asilo han sido rechazadas.

Las autoridades de inmigración japonesas han sido criticadas por no supervisar de manera adecuada la salud de los detenidos y sus deficientes respuestas a las situaciones de emergencia.

La Agencia de Servicios de Inmigración fue creada por el Ministerio de Justicia en abril, el mismo mes en que entró en vigor un programa de visado mediante el cual Japón espera reclutar a 345.000 trabajadores extranjeros durante cinco años en 14 sectores que enfrentan una grave escasez de mano de obra.

En los primeros cinco meses de aplicación del programa, solo 205 personas han recibido el visto bueno para recibir la nueva visa. 684 están a la espera de que su solicitud sea aprobada. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario