Hay que hablar de política: empresa quiere que deje de ser un tabú en la sociedad japonesa


Tienda de Patagonia en Tokio.


Publicidad

El 21 de julio se realizarán las elecciones de la Cámara Alta en Japón y cada vez más empresas están actuando para que sus trabajadores se interesen en ellas y acudan a votar.

Por ejemplo, la compañía Patagonia, un fabricante de ropa para actividades al aire libre, ha organizado en todo el país “cafés electorales”, reuniones en las que participan sus empleados así como residentes para abordar temas políticos y sociales con la mira puesta en los comicios.

Mainichi Shimbun estuvo presente en un café electoral que se llevó a cabo en un local de Patagonia en Shibuya.

El personal de la tienda y vecinos se dividieron en cinco grupos para discutir sobre asuntos de interés público. En uno de ellos, una joven en la veintena dijo: “No sé qué cambiará si emito un voto”, dando a entender que no piensa votar. Una mujer de 71 años replicó que unos pocos votos de diferencia pueden decidir unas elecciones. “Cada voto es importante”, subrayó.

En otro grupo se discutió el problema que representan los residuos plásticos. Uno de los participantes enfatizó que no solo los consumidores deben tener conciencia ambiental, sino también las empresas.

En un tercer grupo se habló sobre el sistema público de pensiones. Un ama de casa de 75 años mostró su disconformidad con el aumento del impuesto a las ventas de 8 a 10 % programado para octubre.

“Solo recibo una pequeña cantidad de jubilación. Si el impuesto al consumo sube a 10 %, ¿cómo voy a poder vivir? ¿Los políticos piensan que los ancianos deben morir?”, dijo.

La reunión dio frutos. Logró, por ejemplo, que un universitario de 19 años se interesara en el tema de la pensiones. El estudiante dijo que compartiría su experiencia en Instagram.

Una joven de 21 años, trabajadora de Patagonia, dijo que había tomado conciencia de que su voto era importante y expresó su interés en contribuir con este a la preservación de la naturaleza.

La filial de Patagonia en Tokio cerrará sus 22 tiendas el día de las elecciones para que sus aproximadamente 470 trabajadores puedan votar.

Junichi Sato, alto directivo de la compañía, explicó que si cierran sus locales, las familias de sus empleados y sus clientes se preguntarán por qué, y que eso ayudará a motivarlos a discutir temas políticos y sociales.

Patagonia, dijo Sato, quiere abolir la creencia o impresión de que hablar de política en las empresas y en la sociedad japonesa es un tabú. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario