Critican a policía por botar a 2 personas que le gritaron a Abe

TV Asahi


Publicidad

El lunes, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, estaba frente a la estación de Sapporo, en la prefectura de Hokkaido, dando un discurso para un candidato de la agrupación que lidera, el Partido Liberal Demócrata, a las elecciones de la Cámara Alta que se realizarán el 21 de julio.

Mientras hablaba, se produjeron dos incidentes que le han valido críticas a la policía local, revela Asahi Shimbun.

Entre la multitud que lo escuchaba, había un hombre situado a unos 20 metros del primer ministro que gritó: “Abe debería renunciar e irse a casa”. De inmediato, cinco o seis policías que vigilaban el lugar rodearon al hombre y lo echaron de la posición que ocupaba, haciéndolo retroceder docenas de metros a empujones.

Luego, una mujer que estaba escuchando al primer ministro gritó: “Estoy en contra del aumento de impuesto (al consumo)”. Como en el caso anterior, cinco o seis policías la arrastraron hacia la parte de atrás de la multitud.

En declaraciones a Asahi, Takaaki Matsumiya, profesor de derecho penal, dice que la actuación de la policía podría considerarse como abuso de poder y despierta dudas sobre su neutralidad política.

La policía de Hokkaido se defendió diciendo que antes de echar a las dos personas se les advirtió para evitar problemas. Sin embargo, reporteros presentes en el mitin no escucharon las supuestas advertencias.

De acuerdo con las autoridades policiales, los gritos de las dos personas -al presuntamente obstruir el discurso de Abe- podrían interpretarse como una infracción a la ley de elecciones.

Sin embargo, el profesor Maruyama afirma que no se puede sostener que una persona que grita, sin usar un micrófono o cualquier otro medio para amplificar su voz, obstruye un discurso. Tanto así que pese a los incidentes, Abe siguió hablando. No hubo interrupciones. (International Press)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario