¿Mujeres al trono en Japón? Conservadores se resisten a cambiar

Princesa Mako.

Cuando Akihito era emperador de Japón, había cuatro personas en la línea de sucesión al trono: su hijo mayor Naruhito (59 años), su segundo hijo Fumihito (53), su nieto Hisahito (12) y su hermano menor Hitachi (83).


Publicidad

Con Naruhito en el trono, solo quedan tres.

Una vez disipadas las celebraciones por la ascensión de Naruhito y el nacimiento de la era Reiwa, Japón tendrá que abordar un asunto clave para su futuro: cómo garantizar una línea de sucesión.

Cuando todas las ceremonias relacionadas con la entronización del nuevo emperador culminen, el gobierno de Japón comenzará a evaluar opciones para lidiar con el tema, desde otoño de este año o más adelante, según Yomiuri Shimbun.

“Hay varias ideas y opiniones sobre este asunto, pero será necesario un análisis y un estudio adecuados para obtener un consenso público”, subrayó el secretario jefe del gabinete nipón, Yoshihide Suga. El gobierno baraja la posibilidad de formar un panel de expertos para abordar el tema.

La ley imperial japonesa no solo prohíbe que las mujeres asciendan al trono, sino que además los hombres que lo ocupen deben descender de la línea paterna. Es decir, si la princesa Aiko, hija única del emperador Naruhito, tiene un hijo, este nunca podrá ser emperador. Más aún, si una mujer de la familia imperial se casa con un plebeyo pierde su estatus y pasa a ser plebeya.

Los gobiernos de los ex primeros ministros Junichiro Koizumi y Yoshihiko Noda consideraron introducir modificaciones para permitir que una mujer o un hombre de la línea materna ascendieran al trono.

A corto plazo, esto no parece viable pues hay una fuerte resistencia de los conservadores.

Suga dejó entrever por dónde va el gobierno: “Este asunto debe ser considerado con cuidado y cautela, dada la importancia del hecho de que la sucesión de línea paterna se ha mantenido sin excepción desde la antigüedad”.

En 2012, cuando aún no era primer ministro, Shinzo Abe escribió un artículo en el que expresaba su rechazo a la posibilidad de permitir emperadores por línea materna. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario