Libertad en EEUU, ¿opresión en Japón?

California (foto Marion Michele)

“Algo que realmente me gusta de Estados Unidos es que la gente puede usar lo que quiera sin preocuparse por su apariencia. Hay personas que usan pijamas en clases y muchas chicas que no usan maquillaje. Incluso he visto a alguien en la treintena usando una camiseta de Pikachu. Independientemente de si a otra gente le gusta, si a ti te gusta, entonces está bien. Así debería ser en todas partes”.


Publicidad

El autor de este comentario es un japonés (@theonlyonekanta) que estudia en una universidad en California y que ha compartido en Twitter sus impresiones sobre las diferencias culturales, expresadas en el vestir, entre Japón y Estados Unidos.

En otro tuit -revela el sitio SoraNews24- Kanta cuenta que una amiga japonesa que estuvo en Estados Unidos, comparando a su país con el norteamericano, le dijo que sentía que Japón era algo opresivo.

Eso se debe, cree Kanta, a que en Japón existe una presión para tener siempre cierta apariencia y se piensa en cómo tu apariencia afecta a los demás.

El estudiante japonés dice que los estadounidenses también tienen más confianza en sí mismos, no difunden una falsa imagen de sí mismos y pueden sentirse orgullosos de lo que son incluso si creen que no se ven bien.

En resumen, lo que hace diferente a Estados Unidos con respecto a Japón es que ellos están liberados de la preocupación que significa la opinión ajena, afirma Kanta.

Algunas personas en las redes sociales comparten su punto de vista.

“¡Me sentí de la misma manera cuando estuve en Estados Unidos! Me impresionó mucho una mujer mayor canosa con un traje rojo brillante. Los japoneses tendrían una mentalidad estrecha y dirían: ‘¿Qué hace vistiendo esa ropa a esa edad?’. ¡Mientras estuve en Estados Unidos disfruté usando ropa llamativa mientras pude!”.

“Japón es un país que golpea el clavo que sobresale, pero en Estados Unidos he escuchado que lo elogian. Parece que pueden relajarse mucho más allá”.

“Una vez estuve en Idaho por 10 días. La gente que conocí allí fue tan amable que me abrieron el corazón y, la verdad, no quería volver a Japón. Los japoneses tienen esa tendencia a menospreciar a otros que es agotador”.

Naturalmente, no todos están de acuerdo con Kanta.

Una persona le llama la atención sobre el hecho de que no se puede generalizar: “Eso depende no solo del estado, sino también del pueblo y la ciudad. Hacer declaraciones generales basadas únicamente en tu experiencia en un solo lugar es discutible”.

Otra no cree que sea malo que los japoneses se preocupen por el resto. Pensar en cómo lo que haces puede influir en los demás, por el contrario, le parece elogiable porque muestra consideración: “Prefiero que los japoneses se sientan orgullosos del hecho de que consideran cómo sus acciones afectan a otras personas”.

Por último, un mensaje conciliador: “Cada país tiene puntos buenos y malos. Japón no pierde ante Estados Unidos, en mi opinión. Es importante aprender lo bueno de ambos (países) y hacer de este mundo un lugar cómodo para vivir para todos”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario