Corte ordena pagar indemnización a dos ex escolares por caso de bullying que terminó en suicidio

Escolares de Japón.

Un tribunal japonés ordenó el martes a dos ex compañeros de clase de un estudiante de secundaria, que se suicidó en 2011, pagar una indemnización por un total de aproximadamente 37.5 millones de yenes ($ 338 500), reconociendo que su intimidación llevó a la muerte de un escolar.


Publicidad

La familia afligida había afirmado que el niño murió por acoso escolar y buscó un total de 38.5 millones de yenes de tres ex compañeros de clase y sus padres.

Sin embargo, el tribunal negó que el tercer ex compañero de clase fuera responsable de pagar una indemnización, alegando su falta de participación. En cuanto a los padres de los acusados, no encontró incumplimiento de los deberes de supervisión.

“El acoso de los dos ex compañeros de clase se intensificó y, a medida que las relaciones de los estudiantes con sus amigos se colapsaron (…) sintió un fuerte sentimiento de aislamiento y comenzó a pensar que quería morir”, dijo el juez presidente Shigeyasu Nishioka al pronunciar el fallo.

Durante la audiencia, la familia argumentó que hubo “hostigamiento severo”, de los antiguos compañeros de clase que obligaron al niño a comer una abeja muerta y diciéndole constantemente que muriera.

Los acusados admitieron algunas acciones de las que fueron acusados por la familia, pero afirmaron que habían pensado que solo estaban jugando juntos.

En octubre de 2011, el niño saltó desde un edificio de condominios donde vivía en la prefectura de Shiga, en el oeste de Japón.

El caso de alto perfil llevó a Japón a promulgar una ley en el 2013 que obliga a las escuelas a establecer pautas para prevenir el acoso escolar.

En Japón, la intimidación es un problema social importante. Las escuelas primarias, secundarias y superiores en Japón informaron más de 410 000 casos en el año fiscal 2017. Diez de los 250 estudiantes que se suicidaron habían sido acosados en la escuela, según datos del Ministerio de Educación.

“Fue largo”, dijo el padre del niño en una conferencia de prensa, agregando que la familia está satisfecha con el fallo y que está agradecido de que muchos otros ex compañeros de clase dieron pruebas para ayudar a demostrar que su hijo fue acosado.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario