En memoria de Francisco Hamamura, figura de una naciente comunidad peruana en Japón

Falleció el 26 de diciembre en Tochigi a los 98 años de edad.

Francisco Hamamura, murió el 26 de diciembre pasado.

Este sábado 26 de enero se realizará la misa de honras por el primer mes del fallecimiento de Francisco Hamamura Oshima (97), un prominente miembro de la comunidad peruana en Japón quien fue el primer presidente de la Asociación Perú Ashikaga, intérprete y persona de gran sensibilidad social.


Publicidad

“Llegó a Japón a los 69 años a reiniciar una vida. Cuando la mayoría se sentía anciano, él tenía energía y vitalidad”, declaró Isabel Hamamura, la menor de sus hijas, al describir la personalidad de su padre.

A los 97 años de edad, Francisco Hamamura “estaba expectante del cambio de Era con el próximo emperador Naruhito y barajaba posibles nombres” para la nueva etapa de la historia de Japón.

 

“Llegó a Japón a los 69 años a reiniciar una vida. Cuando la mayoría se sentía anciano, él tenía energía y vitalidad”, declaró Isabel Hamamura, la menor de sus hijas.

 

También era un gran estudioso de la migración japonesa al Perú, que ya cumplió los 120 años y hasta antes de su deceso trabajaba intensamente en la redacción de sus memorias cuyo título ya tenía: “Un largo camino”.

Don Francisco falleció a las 2 de la mañana del 26 de diciembre de 2018 en el Hospital Nisseki de Ashikaga tras ser ingresado de urgencia horas antes.

EL GENEROSO FRANCISCO HAMAMURA

Nació en el puerto de El Callao, Perú, el 16 de octubre de 1922. Fue hijo de Yataro Hamamura y Asa Oshima, inmigrantes japoneses de la prefectura de Shizuoka y de Tokio respectivamente.

Creció, estudió y se desarrolló en Perú como empresario, funcionario de la Cámara de Comercio e Industria Peruano Japonesa y Presidente de Shizuoka Kenjinkai, entre otros cargos.

Su educación tuvo mucha influencia de su madre quien también hablaba inglés. El dominio del idioma japonés fue la mayor fortaleza de Don Francisco cuando llegó a Japón en 1991.

Trabajó como traductor e intérprete en Sanyo Electric Co. Ltd y en la Fiscalía de Utsunomiya y prestó valiosa ayuda a numerosos peruanos en trámites de visa y otras gestiones ante instituciones locales.

 

A principios de los 90, don Francisco asomó como figura importante del primer intento de organizar a la comunidad peruana en la zona de Tochigi.

 

EL PRIMER INTENTO DE COMUNIDAD ORGANIZADA

“En estas circunstancias afloró el característico entusiasmo, afecto al prójimo y generosa entrega (de mi padre) al servicio de la comunidad que hizo gala en Perú”, contó su hija Isabel.

“Se convirtió en monitor de la Municipalidad de Ashikaga y colaborador de la Iglesia Católica de Ashikaga, participando en múltiples acciones y obras de labor cultural, social y religiosa”, recordó.

A principios de los 90, don Francisco Hamamura asomó como figura importante del primer intento de organizar a la comunidad peruana en la zona de Tochigi y se convirtió en el primer presidente de la recordada Asociación Perú Ashikaga.

El primer reto de la asociación fue de gran importancia porque apoyó a la antigua Oficina Consular de la Embajada del Perú en Japón en el masivo proceso de cambio de pasaporte (“del verde para el rojo”) y de la Libreta Electoral por el DNI entre otras actividades.

Estuvo casado con Alicia Araki y tuvo tres hijas: Rosa, Luz e Isabel; 10 nietos: Luis Felipe, Sebastián, Brenda, Nadia, Tana, Aldo, Alonso, Salvador, Jun y Donato; y 4 bisnietos.

Don Francisco, descanse en paz. (International Press)

INVITACIÓN A LA MISA DE HONRAS POR FRANCISCO HAMAMURA ESTE SÁBADO 26 DE ENERO


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario