3 de cada 10 japoneses odian la empresa para la que trabajan

El 29,3 % de los japoneses odia la compañía para la que trabajan, según una encuesta realizada por el portal Shirabee, que fue respondida por 875 personas de 20 a 69 años.


Publicidad

Por género y grupo de edad:

Mujeres

  • 20-29 años: 40 % odia su empresa.
  • 30-39 años: 26,3 %
  • 40-49 años: 22,7 %
  • 50-59 años: 32,8 %
  • 60-69 años: 15,4 %

 

Hombres

  • 20-29 años: 28,7 %
  • 30-39 años: 31 %
  • 40-49 años: 35 %
  • 50-59 años: 28,9 %
  • 60-69 años: 17,8 %

Los porcentajes son dispares y varían mucho según la edad. Por ejemplo, llama la atención la elevada proporción de mujeres jóvenes (40 %) que aborrecen su compañía, muy por encima de las sexagenarias (casi tres veces más).

Shirabee no indagó las razones de los encuestados, pero el sitio SoraNews24, que reproduce los resultados del sondeo, ensaya respuestas. En el caso de las jóvenes, cree que su rechazo se debe al diferente trato que reciben en el trabajo, en un entorno laboral machista, las mujeres con respecto a los hombres.

Asimismo, la edad influye mucho en el trato. Los mayores son tratados con más consideración que los jóvenes. Así pues, las mujeres jóvenes están en el escalafón más bajo en la jerarquía laboral japonesa.

Otro dato para resaltar es el bajo rechazo a sus empleadores en los sexagenarios de ambos sexos.

O, poniéndolo de otro modo, es el grupo de edad más satisfecho con su trabajo. Esto, según SoraNews24, se debe a que ya en una época de sus vidas en la que comienzan a recibir jubilaciones, y considerando la cultura ahorrativa de los japoneses, que una persona continúe trabajando a los 67, 68 años, significa que quiere seguir haciéndolo, ya sea porque disfruta de su trabajo o gana muy bien.

Entre los hombres, el grupo de edad que más odia a su empresa es el de los cuarentones. Varias razones explicarían por qué. Un cansancio acumulado de unos 20 años de largas jornadas de trabajo. O estar atrapados en mandos medios o trabajos mediocres. O asumiendo que tienen hijos en el koko o la universidad, los gastos que la educación acarrea pueden resultar una gran carga.

Finalmente, el hecho de que una elevada proporción de jóvenes aborrezcan sus compañías hace inevitable preguntar cómo es que el nivel de atención al cliente, que recae en gran medida en los jóvenes, es tan alto en Japón.

Es probable que el motivo sea el sentido de responsabilidad de los empleados jóvenes, que saben diferenciar sus sentimientos con respecto a la empresa para la que trabajan del respeto que merece todo cliente. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario