Misioneras japonesas atacadas en Guatemala eran víctimas de acoso

Lugar donde se cometió el crimen (foto policía de Guatemala)

 


Publicidad

Las dos misioneras japonesas que fueron atacadas en Guatemala el domingo eran víctimas de acoso y habían sido agredidas anteriormente, dijeron sus vecinos, informó la NHK.

De acuerdo con la policía guatemalteca, los vecinos recogieron los testimonios directamente de las japonesas.

La policía está investigando si hay conexión entre los ataques del domingo y las agresiones que relataron a sus vecinos.

Una de las japonesas, Yurika Kimoto (26), falleció. La otra, Chie Morosawa (28), está en un hospital con heridas de gravedad.

Kimoto tenía heridas en la cabeza y el abdomen.

De la casa que ocupaban en la región de Petén, al norte de la capital, se llevaron dinero y otros artículos.

Las dos japonesas llevaban viviendo tres años en el país centroamericano como misioneras de los Testigos de Jehová.

Los residentes locales dijeron que la inseguridad ha empeorado en el lugar, motivo por el cual solicitaron a la policía que refuerce las patrullas.

El secretario jefe del gabinete de Japón, Yoshihide Suga, reveló que han enviado personal de la embajada japonesa a Petén y que están recopilando información.

El gobierno tomará todas las medidas posibles para ayudar a las familias de las víctimas, aseguró. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario