Abe: extranjeros con nueva visa ganarán igual que japoneses para tener “excelentes recursos humanos”

Foto Kantei

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, se presentó hoy en la Dieta, donde se refirió a diversos temas. Uno de ellos, la subida del impuesto al consumo de 8 a 10 % en octubre de 2019.


Publicidad

Abe, según Mainichi Shimbun, dijo que su gobierno implementará “todas las medidas posibles para evitar que el aumento afecte negativamente a la economía”.

El gobernante japonés se comprometió a invertir parte de los ingresos generados por la subida para que la educación preescolar y la educación superior sean gratuitas, así como a tomar medidas para “reformar el programa de seguridad social para tranquilizar a todas las generaciones”.

Con respecto a la apertura del país a más trabajadores extranjeros con la entrada en vigor de un nuevo estatus de residencia en abril de 2019, Abe afirmó que Japón “aceptará a ciudadanos extranjeros que tengan experiencia y habilidades”.

Abe hizo hincapié en que el gobierno se asegurará de que los nuevos trabajadores extranjeros reciban salarios iguales a los de los japoneses para que “Japón reúna excelentes recursos humanos de todo el mundo”.

El gobierno elevará las competencias de la Oficina de Inmigración del Ministerio de Justicia para convertirla en una agencia de gestión de inmigración y residencia, explicó.

Asimismo, tiene previsto presentar un proyecto en la Dieta para revisar la ley de inmigración con el fin de establecer la nueva categoría de visado.

Por otro lado, el primer ministro se comprometió a aprobar un presupuesto suplementario de 935.600 millones de yenes (8.314 millones de dólares) que incluirá recursos para acelerar la reconstrucción de las zonas afectadas por los desastres que golpearon al país durante el verano.

Además, el gobierno preparará medidas concretas para hacer que Japón sea más resistente a los desastres naturales.

Abe también abordó temas de política internacional, enfatizando su deseo de resolver el problema de los japoneses secuestrados por Corea del Norte y su disposición a reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-un.

“A medida que los familiares de las víctimas envejecen, estamos decididos a no perder ninguna oportunidad de resolver el problema”, manifestó.

Con respecto a la disputa territorial con Rusia por los Territorios del Norte, que pasaron a control de la Unión Soviética tras la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, el primer ministro ratificó la posición de su país: antes de firmar un tratado de paz con Rusia, primero se debe resolver el conflicto territorial. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario