Técnico de Japón tras histórico triunfo: “Son solo una victoria y tres puntos, nos guardaremos la celebración”

es.fifa.com

 


Publicidad

 

Con su victoria de hoy sobre la favorita Colombia, Japón hizo historia: es la primera selección asiática que derrota a una sudamericana en un Mundial. Además, los japoneses ganaron un partido por primera vez desde la Copa del Mundo de 2010 en Sudáfrica, donde se impusieron 3-1 a Dinamarca.

Los Samuráis Azules se cobraron la revancha del 1-4 sufrido en Brasil 2014 y venció 2-1 a Colombia en su debut mundialista, en un partido que se desniveló a los tres minutos, cuando Carlos Sánchez interceptó con el brazo un disparo con destino de red. Shinji Kagawa convirtió de penal. Fue el gol número 31 del jugador del Borussia Dortmund y el primero en una Copa del Mundo

Juan Quintero puso la paridad con un tiro libre rasante a los 39 minutos que el arquero Eiji Kawashima controló, pero cuando el balón ya había traspuesto la línea de gol.

En el segundo tiempo a Japón le costó traducir su superioridad en el marcador, hasta que a los 70 minutos el técnico Akira Nishino mandó al campo a Keisuke Honda, que tres minutos después lanzó el córner que Yuya Osako transformó en gol con un cabezazo.

Japón no solo fue superior en el marcador, sino también en la posesión del balón (59 %). Dispuso de 14 ocasiones de gol contra ocho de los colombianos; seis de ellos fueron tiros entre los tres los palos, el doble que los colombianos.

Al término del partido, Nishino, que dirige a Japón desde hace poco más de dos meses tras el abrupto despido del anterior técnico, declaró: “En el descanso dije que si podíamos seguir moviendo la pelota podríamos privar a Colombia de su energía. Nuestros jugadores fueron agresivos desde el inicio y creo que eso nos funcionó muy bien. Son solo una victoria y tres puntos, así que nos guardaremos la celebración”.

La FIFA destacó el triunfo de Japón: “Los Samuráis Azules mostraron un verdadero espíritu de lucha y las decisiones tácticas de Nishino funcionaron casi a la perfección. Por supuesto, también la suerte sonrió a Japón al poder jugar con un hombre más casi todo el partido. Pero el equipo mereció celebrar este triunfo”.

Japón rivalizará con Senegal el domingo y el jueves con Polonia. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario