Luchador de sumo exige una compensación de 24 millones de yenes a agresor

Harumafuji

El año pasado, el mundo del sumo en Japón se vio sacudido por un escándalo de agresión que finalmente derivó en el retiro de un yokozuna.


Publicidad

En octubre de 2017, el mongol Harumafuji agredió al también luchador y mongol Takanoiwa con un control remoto mientras bebían en un karaoke en la prefectura de Tottori. Otros luchadores fueron testigos del hecho.

Takanoiwa presentó una demanda en el Tribunal de Distrito de Tokio a través de la cual exige una compensación de 24,13 millones de yenes (212 mil dólares) de Harumafuji, informó Asahi Shimbun.

La víctima no solo lo demanda por los gastos médicos que acarreó al ataque, sino también por el dinero que dejó de percibir debido a que las heridas impidieron que participara en un torneo.

Su ausencia hizo que cayera a la segunda división (juryo) en el siguiente torneo, que se realizó en enero. Takanoiwa ya volvió a la máxima división (makuuchi).

Hubo reuniones entre los abogados de ambas partes para llegar a un acuerdo extrajudicial, pero no dieron resultado.

En agosto, Takanoiwa presentó una solicitud de mediación en un tribunal de Tokio. Sin embargo, debido a que ningún representante de la otra parte asistió a la audiencia de mediación el 26 de septiembre, Takanoiwa decidió presentar la demanda.

Harumafuji (34) se retiró del sumo para asumir su responsabilidad y pagó una multa de 500.000 yenes (4.393 dólares).

El incidente dejó otras secuelas. El maestro del exestablo de la víctima, Takanohana, decidió retirarse en septiembre alegando que había sido presionado por la Asociación de Sumo de Japón para que se retractara de una queja que había interpuesto sobre la investigación realizada por la asociación del ataque.

Takanoiwa pertenece ahora al establo de Chiganoura. (International Press)

Publicidad


Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario