Fumar ocasionó pérdidas financieras de más de 2 billones de yenes en Japón

TV Asahi

Fumar causó pérdidas financieras estimadas en 2,05 billones de yenes (18.025 millones de dólares) en Japón en el año fiscal 2015, según cifras del Ministerio de Salud, informó la agencia Kyodo.


Publicidad

Los gastos médicos ascendieron a 1,26 billones de yenes (11.356 millones de dólares), más de la mitad del total. Solo los tratamientos contra el cáncer superaron los 500.000 millones de yenes (4.506 millones de dólares).

Las pérdidas causadas por incendios fueron de 98 mil millones de yenes (883,2 millones de dólares).

Los gastos por concepto de cuidado de enfermería a personas que sufrían enfermedades derivadas del consumo de cigarros alcanzó los 260 mil millones de yenes (2.343 millones de dólares).

Los gastos médicos generados por el tabaquismo pasivo ascendieron a 330 mil millones de yenes (2.974 millones de dólares), en su mayoría por enfermedades cerebrovasculares.

El monto también incluyó, además, el gasto de extinguir incendios relacionados con el consumo de cigarros y la limpieza y eliminación de las colillas.

Ataru Igarashi, profesor de la Universidad de Tokio, pidió que se tomen más medidas para combatir el tabaquismo.

Más de 7 millones de personas mueren cada año en todo el mundo por fumar, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El mes pasado, el Parlamento aprobó una ley que prohíbe fumar dentro de instalaciones abiertas al público. Se espera que la norma entre en vigor en abril de 2020, antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio en julio.

Sin embargo, la ley, a juicio de sus críticos, no es lo suficientemente dura para combatir el tabaquismo, pues contiene exenciones a las prohibiciones de fumar en bares y restaurantes. El gobernante Partido Liberal Demócrata tiene miembros con fuertes lazos con las industrias del tabaco y de restaurantes.

Un sondeo realizado por Japan Tobacco halló que la tasa de fumadores en Japón ha caído a un mínimo histórico de 17,9 %.

Sin embargo, la OMS considera que las políticas de control del tabaquismo de Japón son pobres. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario