Prensa española elogia a selección de Japón, pero dice que le falta picardía

Honda intenta batir a Courtois (foto FIFA / Getty Images)

 


Publicidad

“Nunca fue inferior Japón. Salió apasionada, con las líneas adelantadas y arrinconando a Bélgica hacia su propio campo”, dice el diario As en su crónica sobre el partido de octavos de final que significó la despedida de los japoneses del Mundial tras caer 2-3.

As se refiere a la selección nipona como “estupenda” y “admirable”.

Por su parte, Marca destaca: “Honor a los samuráis nipones que merecieron mejor suerte”.

El Mundo sostiene que los japoneses “murieron por querer ganar el partido. Lo que merece el elogio”, en referencia al córner que Japón lanzó en el último minuto de juego y que culminó en el gol del triunfo belga tras un veloz contragolpe.

“Japón perdió una ocasión única. Cierto. Pero se ganó el respeto del mundo. No parece poca cosa”, resalta El Mundo.

La Vanguardia dice: “El Mundial no tiene piedad de nadie. Ni siquiera de Japón, una selección que estaba enamorando en Rusia”.

Más adelante: “No mereció un final tan cruel la selección nipona, que acabó pagando la diferencia de centímetros ante un rival muy físico”.

Sin embargo, hace hincapié en la falta de experiencia de los Samuráis Azules: “Japón encajó uno de esos goles que están prohibidos en cualquier manual futbolístico, un contragolpe en el minuto 94”.

A Japón le falta viveza, dice el País: “Son insoportablemente intensos los nipones: corren por todos los balones, se multiplican en las coberturas, difícilmente desordenados, dueños de una técnica depurada. Pero, de picardía, nada. Le falta calle a los japoneses. No se sabe muy bien dónde se aprende a ser granuja, pero definidamente no en las disciplinadas escuelas de fútbol de Japón”.

Opina de manera similar el extécnico de Alemania y comentarista de la BBC, Jurgen Klinsman: “Japón se arrepentirá de los últimos dos minutos porque se lanzaron con todo hacia adelante y estaban un tantos abiertos en la defensa. En el minuto 94, los jugadores están cansados ​​y pensando en el tiempo suplementario, y ahí es cuando ocurren los errores”. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario