Piden cumbre entre Abe y Kim con Trump como mediador

KCNA / Kantei

“Es un milagro”, dijo Sakie Yokota (82), refiriéndose a la cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.


Publicidad

Yokota es la madre de Megumi Yokota, la niña de 13 años que fue secuestrada por Corea del Norte en 1977.

La cumbre renovó las esperanzas de los parientes de los japoneses secuestrados de verlos de vuelta en Japón, informó la agencia Kyodo.

Trump, a solicitud de Abe, planteó el tema a Kim y aseguró que este “trabajará en eso”.

“Finalmente hemos llegado hasta aquí, espero ahora una cumbre entre Japón y Corea del Norte para que las víctimas puedan regresar a casa”, dijo Yokota.

Por su parte, Kenichi Ichikawa, cuyo hermano Shuichi fue secuestrado en 1978 cuando tenía 23 años, expresó su agradecimiento a Trump por abordar el asunto “cuando las negociaciones entre Japón y Corea del Norte se encuentran en un punto muerto”.

No obstante, lamentó que no se hubieran revelado más detalles sobre el tema, que no fue incluido en la declaración conjunta que EEUU y Corea del Norte publicaron tras la cumbre.

Yasushi Chimura (63), que estuvo secuestrado durante 24 años en Corea del Norte antes de ser devuelto a Japón en 2002, abogó por una cumbre, lo antes posible, entre Tokio y Pyongyang con Trump como mediador.

Fumiyo Saito, cuyo hermano Kaoru Matsuki fue secuestrado en 1980 cuando tenía 26 años, declaró a la NHK que tuvo la impresión de que el tema se discutió a la ligera y expresó su sorpresa de que no fuera incluido en la declaración.

La forma más rápida de llevar a los secuestrados a casa es que Japón y Corea del Norte discutan el asunto directamente, añadió.

Shigeo Izuka (80), cuya hermana menor, Yaeko Taguchi, fue secuestrada en 1978 cuando tenía 22 años, dijo que los parientes de los secuestrados no pueden esperar más.

Iizuka hizo hincapié en la avanzada edad de los parientes y dijo que él mismo está enfermo. “Será una tragedia si no hay padres o hermanos o hermanas, incluso si las víctimas regresan a casa. Por favor, dejen que regresen (a Japón)”, dijo.

Corea del Norte secuestró a 17 japoneses en las décadas de 1970 y 1980. En 2002, cinco fueron liberados y retornaron a Japón. Corea del Norte dice que de los doce restantes ocho murieron y cuatro nunca ingresaron a su territorio. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario