Visa para yonsei desde julio: entre el escepticismo y la esperanza

Aeropuerto de Narita (foto sakura-house.com)

 


Publicidad

Los descendientes de japoneses de cuarta generación podrán trabajar en Japón hasta por un máximo de cinco años gracias a un programa de visas preferenciales que entrará en vigor el 1 de julio, revela Japan Times.

¿Qué requisitos deberán cumplir los solicitantes de la visa aparte de ser yonsei?

  • Tener entre 18 y 30 años.
  • Un dominio del idioma japonés equivalente al nivel N4 del Nihongo noryoku shiken (examen de aptitud del idioma japonés). El N1 es el más avanzado; el N5, el básico.
  • Contar con el apoyo de residentes en Japón (pueden ser parientes o empleadores).

El Ministerio de Justicia nipón espera que alrededor de 4.000 descendientes de yonsei de países como Brasil y Perú ingresen a Japón cada año.

El sistema no tiene como objetivo mitigar la escasez de mano de obra en Japón, sino contribuir al crecimiento de personas que puedan construir un puente entre Japón y las comunidades nikkei en el mundo, asegura el ministerio.

No todos creen eso. Hay quienes piensan que los yonsei podrían ser usados como mano de obra barata en fábricas o en obras de construcción que necesitan urgentemente brazos, en especial por los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Creo que una de las razones detrás del cambio tiene que ver con los Juegos Olímpicos”, dice Kiyoto Tanno, profesor de la Universidad Metropolitana de Tokio. Como la demanda podría desaparecer, el experto cree que por eso el Ministerio de Justicia ha puesto un tope a la cantidad de años que los yonsei podrán trabajar.

Hay escepticismo, pero también mucho interés.

Avance, una agencia de empleo que opera en la prefectura de Aichi, ha recibido numerosas consultas sobre el nuevo programa de visas por parte de nikkei brasileños. “Muchos quieren venir a Japón. Podemos tener fácilmente al menos 500 o 600 personas”, dice.

La demanda de trabajadores brasileños de origen japonés ha crecido en los últimos años, especialmente en el sector manufacturero, dice Takaharu Hayashi, presidente de Avance.

El número de nikkei brasileños alcanzó la cifra récord de 310.358 en 2007. En 2008 estalló la crisis financiera global y el número se desplomó. En 2016, había 176.391 brasileños de origen japonés en Japón.

Se espera que los yonsei que pasaron su infancia en Japón, pero que tuvieron que irse del país cuando se produjo la crisis mundial en 2008 y sus padres perdieron el trabajo, soliciten acogerse al nuevo programa. Aunque algunos sansei volvieron después a Japón cuando la situación mejoró, sus hijos yonsei no pudieron hacerlo porque el sistema de visados solo otorgaba el derecho a trabajar a tiempo completo y estatus de semipermanencia a nikkei de segunda y tercera generación. (International Press)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario