Japón y España valoran los acercamientos entre las dos Coreas


Ministro de Defensa

 


Publicidad

Antonio Hermosín / EFE

Los ministros de Defensa de Japón, Itsunori Onodera, y España, María Dolores de Cospedal, valoraron los acercamientos entre las dos Coreas, aunque apostaron por seguir aplicando una presión internacional máxima sobre Pyongyang, para forzarle a abandonar sus programas armamentísticos.

Onodera y Cospedal, trataron la situación en la península coreana durante un encuentro celebrado en Tokio, en la primera jornada del viaje oficial de tres días de la ministra a Japón y a Corea del Sur.

Ambos ministros adoptaron una declaración conjunta en la que condenaron los “continuados desarrollos de sus programas nucleares y de misiles balísticos”, que suponen “una flagrante violación” de las resoluciones de Naciones Unidas, y pidieron la aplicación plena de las sanciones internacionales sobre Pyongyang.

El viaje de Cospedal se produce en un momento en que las dos Coreas han iniciado una ronda de encuentros para tratar la participación norcoreana en los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán a partir del 9 de febrero en el condado surcoreano de PyeongChang, y que suponen gestos encaminados a rebajar la tensión en la península.

Estos acercamientos suponen “una buena noticia, no solo para la región sino para todo el mundo, porque contribuyen a rebajar la tensión y a crear un clima de esperanza”, según dijo la ministra española en declaraciones a Efe tras la reunión.

“Se trata de un paso hacia adelante, que nosotros como país apoyamos en el marco de la Unión Europea, pero no puede ser el único paso”, subrayó Cospedal, quien añadió que Pyongyang debe tener en cuenta “que vive en una escena internacional” y que “debe cumplir las resoluciones” del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

“No puede esperarse un diálogo significativo a menos que Corea del Norte muestre una voluntad sincera y acciones concretas para la desnuclearización”, señala la declaración conjunta acordada por la ministra española y su homólogo nipón, que también apostaron por “maximizar la presión internacional” hasta que eso suceda.

Cospedal recordó que España fue “uno de los primeros países europeos en actuar de forma contundente” ante las provocaciones del régimen que lidera Kim Jong-un, en referencia a la expulsión del embajador norcoreano el pasado septiembre.

La ministra no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de que el Gobierno revise esta medida en caso de que Corea del Norte abandonara sus ensayos armamentísticos, y destacó que lo importante para España es “que se cumplan las resoluciones de Naciones Unidas”.

Durante la reunión celebrada en el Ministerio de Defensa en Tokio, Cospedal y Onodera también pusieron de manifiesto “el magnífico estado de las relaciones bilaterales” en este ámbito, y acordaron estrechar la colaboración en el marco de Memorando de Cooperación que ambos países firmaron en 2014.

En concreto, se puso sobre la mesa fomentar los intercambios de formación entre militares españoles y japoneses en áreas como la desactivación de explosivos, colaborar en un proyecto de ciberdefensa en el ámbito de la Unión Europea y estrechar la colaboración y la interoperabilidad entre ambas fuerzas navales.

Cospedal también expresó su apoyo al aumento de las capacidades militares el exterior que ha promovido el Gobierno nipón para contribuir a la defensa de sus socios y aliados, una iniciativa que calificó de “lógica” y de “muy inteligente” por parte de un país que se encuentra en una zona geopolítica “de gran inestabilidad”.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario