Japón fomenta el “japonés simple” para facilitar la comunicación con los extranjeros

Yasashii Nihongo Tourism Kenkyukai

 




Publicidad

En Japón se está promoviendo el uso de un japonés simple o fácil para comunicarse con los extranjeros, tanto en destinos turísticos como en zonas con alta concentración de residentes extranjeros.

El municipio de Yanagawa, ubicado en la prefectura de Fukuoka, tiene un marcha un proyecto de “yasashii nihongo” mediante el cual las personas que forman parte del sector turístico son entrenadas para usar un japonés sencillo, revela Mainichi Shimbun.

Más de la mitad de los turistas que visitan Yanagawa son taiwaneses. Un sondeo realizado en Taiwán a 1.000 personas halló que el 40 % podía hablar un poco de japonés.

A partir de dicho dato y con la idea de que muchos turistas podrían tener interés en practicar su nihongo, Yanagawa elaboró pines para los extranjeros que deseen hablar en japonés y los residentes japoneses que deseen utilizar un japonés simple.

Los pines se distribuyeron en negocios relacionados con el turismo y se pidió a los japoneses que hablen nihongo con los extranjeros que usen los pines.

Otros de los municipios que promueven el uso del japonés simple es el de Suzuka, en la prefectura de Mie, donde residen muchos extranjeros.

Mainichi explica que debido a que se está ampliando el número de países de procedencia de las personas que viven en Japón, en muchos municipios ya no alcanza con el uso de idiomas como el chino o el inglés en la traducción de documentos.

Por eso, en prefecturas como Osaka y Kioto también se está usando el japonés simple para transmitir información general sobre la vida cotidiana.

En Yokohama, donde residen personas de aproximadamente 160 países, el municipio y el profesor Isao Iori, especialista en la enseñanza del idioma japonés, crearon y publicaron 562 expresiones sencillas que explican términos complicados referidos al gobierno.

Además, se están reescribiendo documentos públicos para que sean fáciles de entender y los empleados son entrenados para que usen expresiones simples.

Iori hace notar que la mayoría de los extranjeros que viven en Japón no son hablantes nativos de inglés y que muchos tienen como segundo idioma el japonés.

“Con el fin de acoger al creciente número de extranjeros que residen en Japón como iguales, primero debe establecerse un lenguaje común. El único idioma que puede realizar esta función es el japonés simple”, dice. (International Press)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario