Miles de personas guardan cola en Tokio para conseguir el nuevo iPhone X

Apple

 




Publicidad

Miles de personas guardaron cola desde primera hora de la mañana en Tokio para hacerse con un ejemplar del nuevo teléfono inteligente iPhone X de Apple, que tuvo hoy su debut mundial en más de 55 países.

Más de 2.000 personas aguardaron a las puertas de la tienda de Apple de Aoyama, en el distrito comercial de Omotesando en Tokio, que hoy abrió a las 8.00 hora local, siendo el mercado japonés uno de los primeros en recibir el terminal.

El primero en hacerse con el nuevo “smartphone” fue un estudiante universitario de 21 años de la prefectura de Kanagawa, al sur de la capital, para quien fue clave a la hora de decidir si comprarlo el rediseño íntegro del móvil, “algo que no había sucedido en modelos del iPhone por un tiempo”, dijo en declaraciones a la agencia Kyodo.

Entre sus principales novedades, el iPhone X destaca por ampliar la pantalla táctil hasta 5,8 pulgadas al suprimir los marcos, por eliminar el tradicional botón de inicio y por tener reconocimiento facial que permite desbloquear el teléfono.

El nuevo modelo es una gran apuesta para Apple, sobre todo por su elevado precio, que parte de los 112.800 yenes en Japón, los 999 dólares en Estados Unidos y los 1.159 euros en España.

El gigante de la manzana de Silicon Valley espera que el iPhone X le ayude a tomar impulso frente a sus rivales chinos y surcoreanos, y que contribuya a aumentar sus ingresos un 11 % interanual hasta 87.000 millones de dólares en el trimestre de octubre a diciembre.

El nuevo teléfono con el que Apple celebra el décimo aniversario del iPhone se postula como la principal baza del gigante tecnológico para la temporada navideña de regalos, un período habitualmente de buenas noticias para la compañía en el apartado de ventas.

La alta demanda del iPhone X y la dificultad de elaboración -una complicada manufactura que ya provocó retrasos en su fabricación- ha provocado que en Japón el envío de terminales no pueda mantenerse al día hasta finales de año, y que los usuarios tarden entre tres y cuatro semanas en recibir el producto tras su pedido. (EFE)

Publicidad
Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario