Tokio repunta animada por las buenas perspectivas de resultados empresariales

Mazda

 


Publicidad

La Bolsa de Tokio avanzó el miércoles animada por las perspectivas de que las grandes empresas niponas cosechen buenos resultados, cuya publicación está prevista para esta semana, aunque estas ganancias se vieron contenidas por la cautela antes de que concluya la reunión de la Fed.

El índice Nikkei cerró con un avance de 94,96 puntos, un 0,48 por ciento, hasta situarse en 20.050,16 puntos, mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, avanzó 3,81 puntos, un 0,24 por ciento, hasta situarse en 1.620,88 unidades.

El parqué tokiota puso fin así a su mala racha de tres jornadas consecutivas de pérdidas, alentada desde la apertura por las firmes ganancias cosechadas en la víspera en Wall Street y por la depreciación del yen frente al dólar.

La fortaleza de la divisa nipona había lastrado al Nikkei en los últimos días, y a su depreciación, favorable para los intereses del músculo exportador nipón, se sumaron los indicadores económicos positivos sobre la primera economía mundial.

Estos factores se vieron contrarrestados por la cautela de los inversores antes de que concluya la reunión de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que desvelará su decisión sobre los tipos de interés tras elevarlos el mes pasado.

“Muchos inversores optaron por retirar sus beneficios a la espera de lo que suceda en la reunión”, dijo en este sentido el analista Toshikazu Horiuchi, de IwaiCosmo Securities Co, en declaraciones a la agencia Kyodo, quien también destacó las expectativas favorables de cara a los resultados empresariales de compañías niponas.

El fabricante automovilístico nipón Mitsubishi Motors ganó un 4,5 por ciento ante las estimaciones de que cuadruplicará su beneficio operativo entre abril y junio, mientras Mazda Motor subió un 5,3 por ciento por las informaciones que apuntan a que mejorará sus ganancias en el mismo período.

En el otro extremo, el fabricante de airbag Takata perdió un 18,2 por ciento en el último día antes de que su cotización quede suspendida en el parqué tokiota después que la empresa se declarase en bancarrota a finales de junio por el problema de sus dispositivos defectuosos.

En la primera sección, 952 valores avanzaron frente a 939 que retrocedieron, mientras que 133 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,196 billones de yenes (16.886 millones de euros), frente a los 1,886 billones de euros (14.589 millones de euros) de la víspera. (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario