Ladrón japonés intentó robar en la tienda de un brasileño, pero le fue mal

Las imágenes de la detención y confesión son subidas a Facebook.

El caso ocurrió esta mañana alrededor de las 6 de la mañana en la ciudad de Anjo en la prefectura de Aichi. Un ladrón japonés que ya había realizado varios robos en la tienda de vehículos Minas Car volvió a la escena del crimen sin suponer que esta vez iba a caer el sistema de seguridad instalado por el dueño del local.

Así fue como Yuki Kato, de 20 años de edad, fue grabado con las manos en la masa por las cámaras de seguridad que el empresario brasileño José Rivelino de Miranda controlaba vía smartphone desde su casa.

Tan pronto observó que había un movimiento sospechoso, partió hacia su local para dar caza al invasor. “Llevaba una semana sin dormir (observando las imágenes) para poder detenerlo”, contó el empresario.

El individuo fue encontrado por el propio Miranda en el estacionamiento de la tienda Yamada Denki de Toyoake donde finjía dormir dentro de su carro, pero en cuyo interior se encontraron llantas y herramientas para desmontar vehículos.

Presionado y asustado, según las imágenes subidas a Facebook, el japonés terminó por confesar que había ingresado a Minas Car para robar llantas.

Miranda dijo a IPC que poseía imágenes de anteriores robos del mismo sujeto que reconoció que el pasado 28 de octubre había extraído piezas de 2 carros y de otro vehículo más el 11 de noviembre.

Narró también que cuando encaró a Kato éste mintió sobre su nacionalidad diciendo que era ciudadano chino y que remataba lo robado en el site de Yahoo. Sin embargo, cuando llegó la policía el joven adminitó ser japonés y que revendía las piezas a una tienda conocida en la zona.

Miranda reveló que no era la primera vez que atrapaba a un japonés robando en su tienda de carros y que el hecho anterior ocurrió hace unos 2 años. De aquella captura aprendió que el delincuente siempre regresa al lugar del crimen.

El brasileño informó que ahora le falta detener a un delincuente más que también ha robado en su local. Sólo es cuestión de esperar un poco. (International Press)

 

 

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario