Investigan en Japón accidente de judo que dejó a estudiante de 14 años en coma


 


Publicidad

Su oponente pesaba casi 70 kilos más

Judo

El 31 de mayo pasado, en un dojo en la ciudad de Tatebayashi, Gunma, un estudiante de 14 años fue derribado por otro estudiante con el que estaba practicando en un club de judo. Al caer, se golpeó la cabeza con el tatami.

El chico se quejó de un dolor en la cabeza, y el asistente del sensei, un judoka de tercer dan que estaba dirigiendo la práctica, le dio permiso para que descansara. Sin embargo, de pronto el estudiante perdió la conciencia y desde entonces permanece en estado de coma. Al menor le fue diagnosticado un hematoma subdural agudo.

El chico de 14 años mide alrededor de 1,6 m y pesa 48 kilos. El estudiante con el que se enfrentó en el entrenamiento mide 1,75 m y pesa 117 kilos.

La enorme diferencia de peso, 69 kilos, ha empujado a la junta educativa de Tatebayashi a investigar la manera en que se conducen las prácticas en el club de judo, informó Mainichi Shimbun.

El profesor de sociología de la educación de la Universidad de Nagoya y experto en accidentes escolares,  Ryo Uchida, hizo hincapié en que la diferencia de peso entre los estudiantes era excesiva y advirtió del peligro de permitir que un judoka tan pesado le aplicara un osotagari, técnica de derribo con las piernas, a otro ligero.

En mayo del año pasado, en Fukuoka, una estudiante murió durante una práctica de judo. Como en el caso de Tatebayashi, su oponente era más grande. Uchida subrayó que a menudo se ha advertido de que las diferencias de peso influyen mucho en los accidentes. A su juicio, la escuela de Tatebayashi actuó con negligencia. (International Press)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario