Gol con la mano de Ruidíaz une a un Perú dividido por las elecciones presidenciales


Foto Conmebol

 


Publicidad

Un país enfrentado por la política pero unido por el fútbol

Foto Conmebol
Foto Conmebol

Fernando Gimeno / EFE

La clasificación de Perú a los cuartos de final de la Copa América Centenario con un histórico triunfo sobre Brasil por 0-1, gracias a un gol anotado por Raúl Ruidíaz con la mano, unió por unos instantes a un país dividido por las recientes elecciones presidenciales, las más igualadas de su historia.

El polémico gol es hoy el tema de conversación entre los peruanos y aparcó de momento las discusiones sobre los resultados de unos comicios marcados por la crispación y la polarización entre los partidarios y los contrarios a la candidata Keiko Fujimori, hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

El estrecho triunfo electoral del economista y exministro Pedro Pablo Kuczynski por apenas 42.000 votos sobre Fujimori mantenía vivas las rencillas hasta instantes antes del comienzo de un partido donde muchos eran pesimistas sobre el triunfo de Perú.

Durante el encuentro, las camisetas blanquirrojas se apoderaron de las calles, teñidas hasta hace pocos días de naranja y rosado, los colores distintivos del partido fujimorista Fuerza Popular y del movimiento Peruanos Por el Kambio (PPK), respectivamente.

Familias enteras y grupos de amigos que una semana antes acudieron a las urnas enfrentados por sus preferencias políticas terminaron fundidos en abrazos y gritaron al unísono el gol de Ruidíaz hasta en dos ocasiones.

Primero cuando vieron el balón dentro la red y luego cuando el árbitro uruguayo Andrés Cunha dio por bueno el tanto tras varios minutos de deliberación que mantuvieron en vilo al país entero.

Esa tensión e incertidumbre se asimilaron a la inquietud que esta semana pasada se adueñó de los peruanos durante los cuatro días que duró el escrutinio de las elecciones, en el que Fujimori achicaba su desventaja con Kuczynski a medida que avanzaba el cómputo, hasta dejarla en el 0,24 % de los votos válidos.

El resultado final dio a Kuczynski como virtual presidente electo con el 50,12 % de los votos válidos frente al 49,88 % de Fujimori, cuyo padre cumple desde 2009 una condena de 25 años de prisión por violaciones a los derechos humanos y delitos de corrupción.

Tras el partido contra Brasil, Kuczynski, conocido popularmente como PPK, opinó que el tanto fue legal, al considerar que Ruidiaz empujó la pelota con el cuerpo, argumento que también dio el jugador tras el partido.

“Eso de que puso la mano no es cierto. Le pegó la bola aquí (señala la cadera) y él puso su mano atrás. Esa es mi visión de lo que pasó”, dijo Kuczynski en una entrevista con el canal América Televisión.

El virtual presidente electo también felicitó a los jugadores de la selección peruana y calificó el triunfo sobre Brasil de “fabuloso” y de “realmente maravilloso”.

La congresista fujimorista Martha Chávez, una de las portavoces de Fuerza Popular, coincidió con Kuczynski al decir que el tanto de Ruidíaz fue legal, según su apreciación publicada en la red social Twitter, pero aprovechó la situación para retomar la confrontación política e insinuar un presunto fraude en los comicios.

“Aun cuando creo que Ruidíaz no metió el gol con la mano, no tengo duda que PPK sí ganó la Presidencia con ‘metida de mano’… y no la ‘de Dios'”, escribió Chávez, en referencia al célebre tanto que el argentino Diego Armando Maradona anotó a Inglaterra en la Copa del Mundo de 1986.

Un nuevo triunfo de Perú el viernes frente a Colombia en los cuartos de final del torneo volvería a dejar de lado la confrontación entre los peruanos mientras Kuczynski y Fujimori, cuyo partido obtuvo mayoría absoluta en el Congreso, tratan de alcanzar acuerdos que permitan la gobernabilidad de un país enfrentado por la política pero unido por el fútbol.

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario