Política exterior de Abe podría convertir a Japón en objetivo directo de Estado Islámico

Rehén japonés ejecutado por el Estado Islámico.

Sin embargo, expertos creen que el riesgo de un ataque terrorista en Japón es muy bajo


Publicidad

Kenji Goto
¿Japón está libre de un ataque terrorista como el que sufrió París?

No.Los ataques terroristas en París ponen de relieve la necesidad de que Japón, que se prepara para albergar eventos internacionales de alto perfil como la cumbre del G7 en 2016 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, esté en estado de alerta, advierte Japan Times.

Aunque los riesgos de atentados en Japón son menores que en Europa por su distancia del Medio Oriente y la falta de participación militar japonesa en la región, la política de “pacifismo proactivo”, impulsada por el primer ministro, Shinzo Abe, ha hecho a Japón más visible a los ojos de los terroristas, afirman expertos.

En enero, dos japoneses fueron ejecutados por el Estado Islámico, que cuestionó a Japón por proporcionar ayuda humanitaria a los refugiados de la región.

“Considero que el riesgo para Japón es muy bajo, pero no insignificante”, dice James Simpson, analista que reside en Tokio.

“Los estrictos protocolos de inmigración de Japón hacen bastante improbable que haya ataques en territorio japonés, pero los japoneses en el extranjero son ciertamente vulnerables a ataques”, añade.

Simpson manifiesta que Japón es más vulnerable en eventos públicos. “Japón tiene que mirar con mucho cuidado a Francia y Reino Unido, así como a otras naciones que se preparan para acoger varios eventos internacionales importantes”.

El nivel de riesgo para Japón dependerá de las acciones del gobierno japonés en el futuro.

Por su parte, Masanori Naito, experto en asuntos del Medio Oriente, afirma que la promulgación de la polémica reforma militar que permite a las Fuerzas de Autodefensa de Japón combatir en el extranjero en defensa de un aliado puede convertir a Japón en un objetivo directo del Estado Islámico a largo plazo.

“Si una nueva administración estadounidense decide participar en acciones militares en el Medio Oriente, a las cuales Japón puede ofrecer apoyo logístico, las posibilidades de que haya terrorismo contra Japón serán mayores”, remarca este especialista, para quien el EI ya ha identificado a Japón como parte de su coalición de enemigos.

Naito sostiene que el nivel de riesgo para Japón dependerá de las acciones del gobierno japonés en el futuro.

Mientras tanto, el investigador Yutaka Takaoka considera que Japón podría ser un “objetivo razonable” para el EI debido a las amplias libertades de expresión y de prensa que reinan en el país, lo que significa que todo acto de terrorismo puede ser ampliamente difundido y contribuir a su objetivo de sembrar el terror.

El experto en seguridad Yoshio Mori afirma que Japón es muy vulnerable cuando se trata de la recopilación de inteligencia y que “carece de la capacidad de identificar por su propia cuenta quiénes son terroristas internacionales”. Además, opina que las medidas tomadas por el gobierno de Japón para garantizar la seguridad del G7 están lejos de ser suficientes.

Japón depende de aliados como Estados Unidos para tener información sobre terroristas, dice. Y tecnologías avanzadas como la del reconocimiento facial no tendrán ninguna utilidad si Japón no tiene una base de datos de terroristas, sentencia. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario