Japón seguirá adelante con la construcción de base de EEUU en Okinawa

Takeshi Onaga, gobernador de Okinawa (foto Facebook oficial)

Gobernador okinawense llevará el caso a los tribunales

Takeshi Onaga, gobernador de Okinawa (foto Facebook oficial)
Takeshi Onaga, gobernador de Okinawa (foto Facebook oficial)

El Gobierno nipón decidió hoy seguir adelante con la construcción de la polémica base militar estadounidense de Futenma en la prefectura de Okinawa (suroeste del país), pese a que el Ejecutivo local ha revocado la licencia de obras.

El Ministerio de Infraestructura tiene previsto invalidar la decisión del Gobierno de Okinawa y de este modo continuar con su plan de levantar la nueva Futenma en la bahía de Henoko, al norte de la isla principal de la prefectura, según dijeron hoy fuentes gubernamentales a la agencia local Kyodo.

El martes, el Gobernador de la prefectura japonesa de Okinawa (suroeste del país), Takeshi Onaga, anunció que revocaba oficialmente la licencia de obras para la construcción de la base, un permiso que había sido concedido por el anterior Ejecutivo local.

La decisión de Onaga, que se impuso en las elecciones prefecturales de 2014 con la promesa de no permitir la construcción de la base, supuso un nuevo capítulo en la confrontación entre las autoridades de Tokio y Okinawa en torno al espinoso asunto de Futenma.

El Gobernador de Okinawa ya ha anunciado que llevará el caso a los tribunales, con lo que ambas partes podrían enfrascarse en una larga batalla judicial, mientras que el Ejecutivo central tiene previsto comenzar las obras en otoño.

Tokio acordó en su momento con Washington trasladar las instalaciones a Henoko, una zona menos poblada que donde se encuentra actualmente la base de Futenma, con el fin de reducir su impacto sobre la población local.

Okinawa rechaza el traslado con el argumento de que supone una amenaza para el medio ambiente de la zona y una pesada carga para la población local, y a largo plazo aspira a reducir y poner fin a la presencia militar estadounidense en la región.

La actual Futenma, de 480 hectáreas, se ubica en el mismo centro urbano de la localidad de Ginowan (94.000 habitantes), rodeada de viviendas y edificios públicos, lo que durante años ha generado protestas de sus ciudadanos por el ruido y por la posibilidad de que se produzcan accidentes.

Okinawa alberga a más de la mitad de los cerca de 47.000 efectivos que EEUU mantiene en Japón, así como al 74 por ciento de las instalaciones militares estadounidenses en el país asiático. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad