Constitución de Japón, nuevamente candidata al premio Nobel de la Paz

Promotores buscan defender su espíritu en una “época de peligros sin precedentes”


Publicidad

Japón
Una organización cívica nipona anunció que ha vuelto a presentar la candidatura al premio Nobel de la Paz del artículo 9 de la Constitución nipona, por el cual Japón renuncia a tener Ejército y a declarar la guerra a otro Estado.

La candidatura, que ya fue presentada el año pasado y aceptada por el Comité Nobel noruego, llega después de que el primer ministro nipón, Shinzo Abe, haya impulsado una polémica reinterpretación de la Carta Magna, concebida durante la ocupación estadounidense tras la II Guerra Mundial.

El objetivo de sus promotores es “defender el significado de la Constitución japonesa en una época de peligros sin precedentes”, según dijo Yoshiaki Ishigaki, portavoz del grupo de ciudadanos nipones que ha impulsado la candidatura, en declaraciones al diario japonés Asahi.

El pasado 26 de mayo, el Parlamento japonés comenzó a deliberar un conjunto de leyes que modificarán el rol exclusivamente pacifista de sus Fuerzas de Auto Defensa (Ejército), pese a la oposición creciente de la opinión pública nipona que reflejan las encuestas.

El paquete legislativo está destinado a expandir las actividades de las tropas niponas a nivel internacional y suponen un cambio de rumbo significativo en la política de Defensa del país asiático.

Antes de la reinterpretación, el artículo 9 de la Carta Magna impedía al país el uso de la fuerza para resolver conflictos internacionales y por ello no permitía a las tropas niponas asistir a contingentes extranjeros.

Los promotores de la iniciativa para optar al galardón pusieron en marcha una campaña a través de internet y cuentan con el respaldo de juristas y varias asociaciones cívicas niponas, y según dijeron al citado medio, su candidatura ya ha sido oficialmente aceptada por el Comité Nobel.

Según el testamento del magnate sueco Alfred Nobel, creador de los centenarios premios, pueden nominar candidatos al galardón de la Paz, el único que no se otorga ni entrega en Estocolmo, catedráticos de Universidad en Derecho o Ciencias Políticas, parlamentarios o antiguos laureados. (EFE)


Publicidad
Publicidad
Publicidad