Japón apoya modernización económica y social de Cuba

Raúl Castro, presidente de Cuba

Canciller y empresarios japoneses visitan La Habana


Publicidad

Raúl Castro, presidente de Cuba
Raúl Castro, presidente de Cuba

El ministro japonés de Asuntos Exteriores, Fumio Kishida, inicia el jueves una visita histórica de cuatro días a Cuba con el fin de estrechar relaciones y de “apoyar el proceso de apertura” que la isla caribeña está viviendo.

Kishida, que viajará a La Habana desde Nueva York, donde participó en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), se convertirá en el primer canciller nipón de la historia en visitar Cuba, país con el que Japón mantiene relaciones diplomáticas desde 1929.

“Es un momento muy importante, en el que Cuba está intentando modernizarse tanto económica como socialmente y nuestro Gobierno quiere apoyar este proceso. Ese es el mensaje que queremos transmitir”, explicó a Efe Yasushi Takase, director para América Latina y Caribe del Ministerio de Exteriores de Japón.

Tokio, que ha calificado esta visita de Kishida como “histórica”, reconoció que surgió como respuesta al proceso para la restitución de relaciones diplomáticas bilaterales entre Washington y La Habana anunciado el pasado diciembre.

Kishida se reunirá el 2 de mayo por la mañana con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, con quien tratará asuntos de ambas regiones pero en especial las relaciones con Corea del Norte y China, países con quien históricamente Cuba mantiene lazos estrechos.

Ambos ministros hablarán además de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU y el Tratado de No proliferación nuclear, detalló Tokio.

En este sentido, la cancillería nipona explicó que Cuba es un miembro importante de los Países No Alineados y tiene “bastante influencia en ciertos foros internacionales”.

Con la visita también se busca reforzar las relaciones económicas y comerciales, y con el jefe de la diplomacia nipona coincidirán en La Habana representantes de unas 15 empresas japonesas de diversos sectores como el logístico, el de infraestructuras o el del turismo.

En este sentido, el ministro nipón asistirá el 1 de mayo a una cena en la residencia del embajador japonés con representantes de empresas de Japón en la isla.

En estos momentos, la presencia comercial nipona en Cuba es reducida, pero según el responsable de la región del Ministerio de Exteriores de Tokio, los cambios en la isla han aumentado mucho el interés por ampliarla.

Takase recordó que Cuba está intentando traer más capital de fuera por lo que demuestra la reciente aprobación de una nueva ley de inversiones extranjeras.

Esto convierte a la isla, según Tokio, en un destino idóneo para capital japonés de peso en sectores como las infraestructuras o el desarrollo de recursos minerales.

El pasado marzo, el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Ricardo Cabrisas, viajó a Japón, en lo que ha fue la visita de más alto nivel al país asiático desde la realizada en 2003 por el entonces presidente Fidel Castro.

El número tres cubano participó en un foro con inversores y estuvo acompañado del vicepresidente del Banco Central de Cuba, Arnaldo Alayón, y la directora general para la inversión extranjera del Ministerio de Comercio Exterior, Deborah Rivas.

Aunque la cancillería nipona ha solicitado una entrevista de Kishida con el presidente cubano, Raúl Castro, no se espera que el encuentro sea confirmado hasta que comience la visita. (EFE)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad