Gobernador de Okinawa dice que jamás aceptará la nueva base militar de EEUU

Base de Futenma

Gobierno de Japón y máxima autoridad okinawense, lejos de alcanzar un acuerdo

Base de Futenma
Base de Futenma

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el gobernador de la prefectura nipona de Okinawa (sur), Takeshi Onaga, expresaron posturas irreconciliables sobre la reubicación de una controvertida base militar estadounidense en la región.

La primera reunión celebrada entre ambos mandatarios para tratar el asunto sirvió para subrayar su enfrentamiento por la construcción de las nuevas instalaciones militares, un proyecto atascado desde hace casi una década por la fuerte oposición de los políticos y la población local.

Abe afirmó que el traslado de la base es “la única solución posible para solucionar el problema”, mientras que el gobernador de la prefectura afirmó que esta iniciativa “no será aceptada jamás” por las autoridades locales.

Tokio y Washington acordaron en 1996 trasladar la base militar estadounidense de Futenma hacia otra zona de la isla principal de Okinawa, una medida que según Abe servirá para “favorecer el desarrollo” de la región.

Por su parte, el gobernador recalcó que la mayoría de la población local “se opone a la construcción de la nueva base”, tal y como quedó reflejado en las elecciones de noviembre pasado, en las que resultó elegido tras una campaña centrada en el rechazo a la presencia militar estadounidense.

“Okinawa nunca ha ofrecido voluntariamente tener la base. El Gobierno nos quitó ese terreno y ahora nos ofrece pagar el traslado”, afirmó Onaga.

“He pedido a Abe que diga al presidente de EEUU que no permitiremos crear la nueva base jamás”, señaló el gobernador de Okinawa.

El pasado 23 de marzo, el Gobierno local trató de bloquear la construcción de la base al emitir una orden para suspender las obras por vulnerar la normativa medioambiental, pero Tokio desestimó la orden un día después y decidió continuar con los trabajos.

La controvertida base de Futenma, de 480 hectáreas, se ubica actualmente en el mismo centro urbano de la localidad de Ginowan (94.000 habitantes), rodeada de viviendas y edificios públicos, lo que durante años ha generado protestas de sus ciudadanos por el ruido y por la posibilidad de que se produzcan accidentes.

Okinawa alberga a más de la mitad de los cerca de 48.000 efectivos que EEUU mantiene en Japón, y un 20 % del suelo de la isla principal del archipiélago es terreno militar estadounidense. (EFE)

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
J POP
J POP

Te puede interesar