Policía habló con Ryota Uemura una semana antes de que fuera asesinado

Ryota Uemura

 


Publicidad

Sin embargo, ni siquiera le preguntó su nombre

Ryota Uemura
Ryota Uemura

La confesión del asesino de Ryota Uemura, el niño de 13 años cuyo cadáver apareció en la orilla de un río en Kawasaki el 20 de febrero, aún no ha cerrado un caso que ha conmocionado a la sociedad japonesa.

Mainichi Shimbun reveló que una semana antes de que Ryota fuera asesinado, un policía lo llamó por teléfono para preguntarle por un incidente que involucraba al homicida.

A principios de año, el asesino agredió a Ryota. Amigos de este, entonces, fueron a la casa del abusivo para reclamarle por el ataque.

El mismo asesino llamó a la policía para reportar el hecho.

Un policía de una estación policial de Kawasaki interrogó al líder pandillero y al grupo de amigos de Ryota. Luego, llamó a este por teléfono para preguntarle por la agresión de la que había sido víctima.

Ryota, probablemente por miedo, le dijo al policía que había hecho las paces con su agresor. Este lo había amenazado con pegarle otra vez si abría la boca para delatarlo.

De acuerdo con Mainichi, el policía habría llamado a Ryota desde el teléfono celular del asesino y ni siquiera le preguntó su nombre.

Ryota sabía que el matón estaba con el policía al otro lado de la línea, lo que explicaría su decisión de callar.

Aparentemente, el policía dio por cerrado el caso. Quizá si hubiera ahondado en él, investigando el ataque o interrogando personalmente a Ryota, este estaría aún con vida. (International Press)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad