Aumenta número de japonesas que buscan hombres blancos para tener bebés “lindos”

 

“Los hombres japoneses somos feos, así que supongo que no se puede evitar”, comenta alguien

Bebé

En Japón está creciendo el número de mujeres que quieren tener un bebé “haafu”, un  hijo mestizo fruto de una relación con un hombre blanco, según el sitio web RocketNews24. Muchos consideran en Japón que la gente haafu es más bonita.

Algunas mujeres no se quedan en el deseo y pasan a la acción. Para tener un bebé haafu lo primero, obviamente, es conseguir al padre. Con ese objetivo en el horizonte, estas mujeres se mudan a “gaijin houses” (alojamientos para extranjeros) para tener la oportunidad de conocer a hombres occidentales.

Debido a lo difícil que puede resultar para un extranjero conseguir un apartamento en Japón, los gaijin houses son una buena opción. Con el pasaporte y el pago del primer mes de renta se puede alquilar una habitación. Las instalaciones (baño, cocina, sala, etc.) se comparten, motivo por el cual hay mucho campo para socializar.

Según RocketNews24, al parecer estos establecimientos están registrando un sorprendente aumento de inquilinas japonesas solteras.

Una mujer, cuya nombre no es revelado pero a la que se identifica como A-san, se mudó a un gaijin house en busca del futuro padre de su hijo haafu. La japonesa salió con hombres de varios países antes de sentar cabeza con un francés con el que tiene un niño de un año. Sueño cumplido.

La historia de A-san no ha sido bien recibida por algunos hombres japoneses que a través de las redes sociales han expresado su malestar:

“Las mujeres en estos días son, simplemente, colosalmente estúpidas”.

“Supongo que los chicos asiáticos son considerados muy feos en todas partes”.

“No puedo entender que desees un niño haafu con tanta desesperación que literalmente agarres a cualquier chico extranjero”.

“¡Los hombres no son marcas de moda!”.

Otros han dicho:

“Bueno, si vas a arruinar tu cuerpo y gastar todo tu tiempo y tu dinero criando a un niño, al menos prefieres que sea lindo, ¿no?”.

“Nosotros, los hombres japoneses, somos feos, así que supongo que no se puede evitar…”.

(International Press)



Publicidad