Crece la incertidumbre sobre los desaparecidos en la erupción del monte Ontake


 


Publicidad

Bomberos creen que serían entre 70 y 80

Rescate

Los servicios de rescate reanudaron hoy la búsqueda de fallecidos en el monte japonés Ontake cinco días después de la erupción que ha dejado al menos 47 muertos, mientras continúa la incertidumbre sobre el número de personas que siguen desaparecidas.

Los operarios de la policía, bomberos y Fuerzas de Auto Defensa (Ejército de Japón) volvieron a acceder en la mañana de hoy a la cima del volcán, donde sus tareas se ven dificultadas por la baja visibilidad y los riesgos de emisiones de gases tóxicos y de que se produzca una nueva erupción.

Por el momento, el Gobierno de Nagano ha confirmado el hallazgo de 47 muertos en el Ontake, uno menos que la cifra que anunció inicialmente el miércoles.

La mayoría de las víctimas mortales fueron halladas cerca del templo que se encuentra en la cima del Ontake y en los caminos que conducen hasta la misma, a una distancia de unos 200 metros.

El Ontake, el segundo mayor volcán de Japón con 3.067 metros de altura y ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Nagoya, entró en erupción el pasado sábado mientras centenares de montañeros transitaban por las rutas que van desde la base hasta la misma cima de este popular destino de senderismo.

Unas 250 personas pudieron abandonar la zona por su propio pie o fueron evacuados, aunque las autoridades locales desconocen el número de visitantes que se encontraban en el volcán en el momento de la erupción y admiten que el número total de fallecidos podría ser mayor.

El pasado martes, el departamento de bomberos de la localidad de Kiso, cuyos operarios trabajan en las tareas de rescate, llegó a cifrar entre 80 y 70 el número total de personas que continúan desaparecidos desde el sábado, aunque esta cifra fue desmentida posteriormente por el Gobierno de Nagano.

La falta de información sobre los desaparecidos ha causado las protestas de algunos familiares que aguardan noticias sobre las tareas de rescate en el ayuntamiento de la citada localidad de Nagano, según recoge hoy la agencia Kyodo.

La dificultad de determinar con exactitud cuántas personas se encontraban el sábado en el Ontake se debe a que la gran mayoría de los montañistas no suele registrarse antes de tomar las rutas de senderismo, un trámite no obligatorio que se realiza en oficinas habilitadas a pie de montaña.

Un total de 333 personas se registraron para ascender el Ontake el día de la erupción, informó la policía total.

No obstante, se estima que sólo se registran entre el 10 y el 20 por ciento de los senderistas, según una asociación de montañismo de Kiso, que también calcula que en un fin de semana de esta época del año suelen acudir al monte varios millares de personas.

El monte Ontake es un popular destino de senderismo en Japón, especialmente a comienzos de otoño.

Su erupción es ya la que más pérdidas humanas ha provocado en Japón desde 1926, cuando hubo 144 muertos y unos 210 heridos por las emanaciones de lava, desprendimientos y avalanchas del monte Tokachi, en la prefectura de Hokkaido (norte). (EFE)

 


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad