Nintendo arroja pérdidas por bajas ventas de la Wii U


Publicidad


Tampoco se salva la portátil Nintendo 3DS

Super Mario

El gigante nipón de videojuegos Nintendo registró una pérdida neta de 23.222 millones de yenes (165 millones de euros) en 2013, tras ganar 7.099 millones de yenes en el ejercicio anterior.

Durante el año fiscal japonés 2013 (abril 2013-marzo de 2014), las ventas de la compañía nipona ascendieron a 571.700 millones de yenes (4.059 millones de euros), un 10 por ciento menos que en el ejercicio 2012, cuando facturó 635.400 millones de yenes, una caída que la compañía achaca al mal rendimiento comercial de sus consolas Nintendo 3DS y Wii U.

Nintendo, que ya pronosticaba volver a los números rojos en 2013 por los discretos resultados de sus nuevas consolas, preveía facturar 590.000 millones de yenes durante el ejercicio en curso, una cifra que no ha conseguido alcanzar.

Las ventas de la Wii U, la consola de referencia de la compañía lanzada a finales de 2012, ascendieron a 2,72 millones de unidades en todo el mundo, menos de la tercera parte de los 9 millones que Nintendo preveía vender.

Por su parte, la portátil Nintendo 3DS, lanzada en 2011, vendió 12,24 millones de unidades en sus cuatro variantes (3DS, 3DS XL y 2DS),

Nintendo vendió asimismo 18,6 millones de unidades de juegos para la Wii U y otros 67,89 millones de títulos para la 3DS.

Las malas ventas de la Wii U “continúan teniendo un impacto negativo” en las cuentas de la empresa sobre todo en los mercados estadounidense y europeo, donde Nintendo tiene un mayor margen de beneficio, según explicó la empresa en un comunicado.

En cambio, sí aumentaron las ventas de juegos para Wii U gracias a lanzamientos como “Super Mario 3D World,” “New Super Mario Bros. U” y “New Super Luigi U” -todos ellos superaron el millón de unidades en todo el mundo- aunque la subida no fue suficiente para compensar el mal rendimiento de la consola, añadió Nintendo.

Los ingresos totales del fabricante nipón fueron de 10.482 millones de yenes (74 millones de euros), un 10 por ciento menos que en el ejercicio 2012.

Nintendo espera volver a los beneficios en el ejercicio en curso, para el que prevé obtener unas ganancias netas de 20.000 millones de yenes (142 millones de euros) y unas ventas de 590.000 millones de yenes, un 3,2 por ciento más que este año. (EFE)


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad