Disminuye apoyo a la pena de muerte en Japón

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

Iwao Hakamada

Estudio de investigadora cuestiona fiabilidad de encuesta del gobierno

Iwao Hakamada, condenado a muerte en 1966


El gobierno de Japón sustenta su defensa de la pena de muerte en el alto apoyo popular que esta tiene. Según una encuesta llevada a cabo en 2009, el 86 % de japoneses está a favor de ella.

Sin embargo, un estudio encabezado por la investigadora de criminología de la Universidad de Oxford, Mai Sato, demuestra que eso no es cierto.

En una entrevista concedida a AFP, Sato asegura que las posibilidades de que una persona se oponga a la pena de muerte aumentan cuando más información tiene sobre ella.

La investigadora cree que si el gobierno aboliera la pena capital, la población lo aceptaría.

El estudio abarcó a 20.000 japoneses que fueron divididos en tres grupos de igual número de miembros formados por personas que están a favor de la pena de muerte, en contra y por aquellas que no tienen una posición definida.

Luego, Sato los subdividió en otros dos bloques. Al primero, se le suministró información detallada sobre el proceso que involucra la pena de muerte, mientras que al segundo no se le dijo nada.

El 36 % de integrantes del primer grupo se mostró a favor de mantener la pena de muerte, ratio que se elevó a 46 % en el segundo. Es decir, mientras más información hay sobre ella, menos apoyo tiene.

La investigadora sostiene que las encuestas del gobierno son muy simples y necesitan ser más minuciosas.

8 personas han sido ejecutadas desde que el primer ministro, Shinzo Abe, asumió el poder en diciembre de 2012.

Grupos de derechos humanos hacen hincapié en que bajo la actual legislación nipona, los condenados a la máxima pena pueden pasar años e incluso décadas en el corredor de la muerte, y que solo se les avisa de que van a ser colgados pocas horas antes.

Uno de los casos más notorios es el de Iwao Hakamada, un septuagenario que fue sentenciado a morir en 1966 por el asesinato de su jefe y la familia de este. Se cree que Hakamada es la persona que más tiempo lleva condenado a muerte. (ipcdigital)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón