Solo un 17 % de empresas japonesas subirán los sueldos como pide el Gobierno

Suscríbase a International Press GRATIS!

Registre su correo electrónico y entérese primero de las últimas noticias de Japón.

4 de cada 10 temen que aumento del impuesto al consumo afecte sus ventas

Sólo el 17 por ciento de las grandes compañías niponas aumentarán los salarios en el próximo año fiscal, que comienza en abril, a pesar de las peticiones del Gobierno que busca una subida de los sueldos para que el consumo no se desinfle.

Una encuesta publicada hoy por la agencia Kyodo muestra cómo 18 de las 104 compañías consultadas tienen previsto autorizar una subida de los salarios, mientras que el 71 por ciento cree que la economía del país va a crecer en 2014.

El sondeo, realizado durante la primera quincena de diciembre, revela que la mayoría de las firmas importantes del país se muestran cautelosas sobre las subidas de sueldos propuestas por el Gobierno del primer ministro, Shinzo Abe.

El Ejecutivo nipón ha animado a las compañías a que lleven a cabo una subida de salarios, y ha prometido medidas de apoyo para aquellas que estén dispuestas a hacerlo, con el fin de aplacar el impacto negativo que puede tener en el consumo la subida del IVA aprobada para el próximo abril.

El incremento de este gravamen del 5 al 8 por ciento es, según el Gobierno, una medida necesaria para revitalizar las finanzas del país, que cuenta con una deuda pública de más del doble de su Producto Interior Bruto (PIB), la mayor del mundo desarrollado.

En la encuesta realizada por Kyodo, muchas de las compañías consultadas dijeron, sin embargo, que no descartan la posibilidad de aumentar los sueldos en consonancia con una subida de los beneficios durante el próximo año fiscal, que en Japón comienza en abril.

Sólo una de ellas, dijo que su plan para 2014 era reducir el sueldo de sus empleados.

En relación al estado de la economía nipona, 101 compañías dijeron que se está viviendo una “tendencia de crecimiento” pero reconocieron estar preocupadas por el impacto adverso que la subida del impuesto al consumo podrá tener.

Casi un 40 por ciento de las empresas reconocieron que temen que se produzca una bajada en sus ventas por una reducción del poder adquisitivo de los consumidores.

Sobre la incesante depreciación del yen frente al dólar, que en el último año ha supuesto un 22 por ciento, muchas compañías reconocieron que les favorece que el billete verde se cambie entre las 95 y las 105 unidades.

Sin embargo, la mayoría de las firmas japonesas alertaron de que una excesiva depreciación de la moneda local supondrá un encarecimiento de las importaciones de materiales y combustible.

Tras llegar al poder en diciembre de 2013, el primer ministro Abe puso en marcha un ambicioso plan de crecimiento conocido como “Abenomics”, que consiste principalmente en fuertes políticas de estímulo y agresivas medidas de flexibilización monetaria. (EFE)



Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

JAPÓNICA
JAPÓNICA
Coronavirus

Turismo en Japón