Forman organización contra el racismo en Japón

Koreatown en Tokio

Es creada por mujer de ancestros coreanos

Koreatown en Tokio

Shin Su-gok, de ancestros coreanos, nació en Tokio hace 54 años. Indignada por las manifestaciones anticoreanas que con regularidad se llevan a cabo en Japón, decidió crear una organización para combatir el racismo.

También pertenecen al grupo, bautizado como “Norikoeru Kokusai Network”, la escritora Kei Nakazawa, y Yoshiyuki Kono, víctima del ataque con gas sarín en el metro de Tokio en 1995, entre otras personas.

La organización promueve seminarios y debates en internet sobre temas de derechos humanos. A principios de 2014, tiene planeado iniciar una “campaña de la cinta blanca”, que buscará que la gente coloque cintas blancas a otras personas como una muestra de resistencia contra el racismo y para esparcir la paz y la concordia.

Para Shin, el que calla otorga. “No debemos permanecer en silencio frente a la incitación al odio”, le dice la mujer, consultora de profesión, a Mainichi Shimbun.

Asimismo, expresa su deseo de construir una sociedad sin victimarios ni víctimas.

Shin asegura que desde el estallido de la burbuja económica se ha ensanchado la brecha económica, empujando a la gente a la frustración, que descarga en las minorías.

La mujer revela que su padre, pese a sus esfuerzos, nunca pudo convertirse en abogado debido a que no poseía la ciudadanía japonesa.

En la adultez, Shin desistió de usar el apellido japonés Niiyama, que identificaba a su familia, para usar su verdadero nombre en coreano aunque eso le pudiera granjear inconvenientes.

Suscríbete a International Press GRATIS

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a International Press y recibe nuestras noticias primero.

Únete a otros 36.151 suscriptores


Descarga el App de Súper Tokio Radio