Tokyo Motor Show, más promesas que realidades


Salón del Automóvil estará abierto hasta el 1 de diciembre


Publicidad


La prensa extranjera esperaba encontrar una feria con grandes avances tecnológicos. Sin embargo, el Tokyo Motor Show muestra básicamente lo que ya sido visto en otras ferias.

A juzgar por lo exhibido, los fabricantes japoneses se han esmerado más en invertir en el diseño de sus vehículos que en su funcionamiento. Una de las novedades es el convertible Kopen de Daihatu, cuya carrocería puede cambiar de color.

Lexus lanzó el híbrido RC 300h, mientras que Toyota presentó el vehículo familiar Noah, que llegaría al mercado el próximo año, y el FT-86 Open, de futuro incierto.

Asimismo, exhibió el JPN Taxi, un automóvil espacioso, de techo alto, que brinda facilidades para alojar a personas en silla de ruedas. El vehículo, concebido teniendo en consideración el envejecimiento de la población, estaría recorriendo las calles de Tokio en 2020.

Por su parte, Honda presentó los modelos S660 y N Wagon, que deben salir al mercado en 2015.

Mientras tanto, Nissan mostró varios prototipos que por ahora no son más que promesas.

El navegador que puede ser controlado desde un smartphone, presente en el modelo Axela de Mazda, ya ha sido visto en otras ferias.

Entre lo más destacado del Salón del Automóvil en Tokio figura el e-up!, con motor eléctrico, del Volkswagen.

La feria, que se desarrolla en el Tokyo Big Sight, estará abierta hasta el 1 de diciembre. Se calcula que la visitarán más de 800.000 personas.


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad