China y Japón cumplen 40 años de relaciones en el peor momento de éstas

1972. Primeros ministros de Japón, Kakuei Tanaka, y China, Zhou Enlai

Celebraciones se cancelaron por disputa territorial


Publicidad

1972. Primeros ministros de Japón, Kakuei Tanaka, y China, Zhou Enlai

China y Japón cumplieron el sábado el 40 aniversario del establecimiento de lazos diplomáticos, una efeméride que coincide con fuertes tensiones entre ambos gobiernos por la soberanía de las islas Diaoyu/Senkaku, por lo que las celebraciones oficiales se han cancelado.

En un clima de acusaciones mutuas que se trasladaron esta semana a la Asamblea General de las Naciones Unidas, los medios oficiales chinos han “olvidado” el aniversario y uno de los pocos actos conmemorativos en Pekín, celebrado en la víspera, acabo siendo una nueva fuente de acusaciones y hasta amenazas contra Tokio.

“China responderá a cualquier provocación militar, y los soldados chinos son duros”, espetó en el acto (un seminario de expertos sobre los 40 años de lazos) el exembajador del gigante asiático en Tokio Xu Dunxin, citado por el diario “South China Morning Post”.

Otro ponente, el adjunto al ministro de Asuntos Exteriores chino Le Yucheng, aseguró que las relaciones establecidas entre Pekín y Tokio el 29 de septiembre de 1972 pueden “hundirse como el Titanic” si Japón mantiene la compra de las tres islas del archipiélago que los chinos llaman Diaoyu.

Horas antes, en la Asamblea General de la ONU en Nueva York, el propio canciller chino Yang Jiechi acusaba a Japón de “robar” las islas, en cuyas proximidades hay ricas reservas pesqueras y se sospecha que también de petróleo y gas natural.

China y Japón reclaman las islas desde hace décadas (ya en el acuerdo de 1971 reconocían que eran un territorio en disputa), pero el conflicto se recrudeció en agosto, cuando el Gobierno del primer ministro nipón Yoshihiko Noda aprobó la compra de tres islotes a un empresario privado también japonés.

Japón rompió relaciones con la República de China (cuyo gobierno ese exilió a Taiwán en 1949) y los estableció con la comunista República Popular de China hace cuatro décadas, durante una visita a Pekín del entonces primer ministro nipón Kakuei Tanaka, quien había negociado este paso con su homólogo chino Zhou Enlai.

El acontecimiento fue decisivo para la salida del aislamiento internacional del régimen de Mao Zedong, que ese mismo año había dado otro importante paso en ese sentido con la visita al país asiático del entonces presidente estadounidense Richard Nixon.

Desde entonces, analiza el diario “South China Morning Post”, las relaciones entre las dos potencias asiáticas han tenido altibajos, pero nunca se habían encontrado en un momento tan tenso, quizá con la excepción de 1989, cuando Tokio suspendió los intercambios de alto nivel tras la matanza de Tiananmen y canceló tres préstamos a Pekín.

China ha aprovechado los días previos del aniversario para publicar su posición oficial sobre la soberanía del archipiélago en conflicto, un “Libro Blanco sobre las Islas Diaoyu” en el que Pekín reitera que esos territorios deshabitados y de apenas siete kilómetros cuadrados son parte inseparable del país.

Pekín defiende que marineros chinos descubrieron estas islas durante la dinastía Ming (1368-1644), y éstas son mencionadas por primera vez en un libro chino de 1403.

China acusa a Japón de haber ocupado ilegalmente las islas con su victoria en la guerra que enfrentó a ambos en 1895, con victoria japonesa, y defiende que Tokio se comprometió a devolverlas tras su derrota en la Segunda Guerra Mundial.

Japón, por su parte, alega que sus primeras exploraciones de las islas, hacia 1885, determinaron que éstas estaban deshabitadas y no había muestra alguna de que China tuviera control sobre ellas. (EFE)


Publicidad

Publicidad




Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad