Niño japonés de 13 años se rompió los huesos al ser obligado a saltar desde un segundo piso

Los "síntomas" del ijime.

Gobierno de Japón iniciará una investigación sobre casos de bullying en todas las escuelas del país


Un niño de 13 años se rompió los huesos de la cintura y el pecho tras haber sido obligado a saltar del segundo piso de una escuela secundaria en la ciudad de Soka, en la prefectura de Saitama, reveló la agencia Kyodo.

El hecho se produjo en abril, pero recién se hizo público el viernes. El estudiante está en rehabilitación desde entonces.

La Junta de Educación local cree que el chico era víctima de un maltrato sistemático en la escuela. El salto formaba parte de una “prueba de coraje”.

A petición de los padres del muchacho, la policía de Saitama está entrevistando a sus maestros y compañeros de clase. Se cree que por lo menos cuatro estudiantes serían sus victimarios. Al parecer, le habrían dado a “elegir” entre pagarles una suma no especificada de dinero o “demostrar su valentía” saltando desde el segundo piso.

El bullying volvió a ser noticia en Japón tras conocerse hace poco el caso de un chico, también de 13 años, que el año pasado se suicidó lanzándose desde un edificio. El niño era vejado sistemáticamente en su escuela, situada en la ciudad de Otsu, en la prefectura de Shiga.

Alarmado por la situación, el gobierno japonés anunció que llevará a cabo una investigación en todas las escuelas públicas de primaria y secundaria del país, informó Jiji Press.

Tras hacerse público el caso del niño de Otsu, las llamadas a las líneas telefónicas que atienden denuncias de bullying se han incrementado sustancialmente.



SUSCRÍBASE A INTERNATIONAL PRESS GRATIS!

Registre su correo electrónico para suscribirse y reciba diariamente las últimas noticias de Japón.


Publicidad

Publicidad


Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

Te recomendamos

Gobierno
Cine
J POP
Cine
Cine

PRODUCTOS

Productos de Japón
Productos de Japón
Novedades de Japón

Turismo en Japón