Serie: Kesennuma y su lucha


Especial Tohoku, a poco más de un año del terremoto


Publicidad

Texto: Dario Mogi

Fotos: Helio Shinohara

Al entrar en la ciudad de Kesennuma, situada en la prefectura de Miyagi, nos topamos con un barco en medio del camino. La fuerza telúrica que produjo el terremoto del 11 de marzo del año pasado extrajo a la enorme embarcación pesquera de su hábitat y la arrastró hacia el barrio residencial de Naka Minato-cho, que el tsunami destruyó casi por completo.

A poco más de un año de ocurrida la catástrofe, International Press llegó a una de las ciudades más golpeadas por la furia de la naturaleza, y descubrió que pese al tiempo transcurrido, para Naka Minato-cho y los barrios vecinos de Higashi Minato, Nishiki-cho, Moto Hama-cho y Hama-cho, la recuperación aún no ha llegado.

Gran parte de los escombros ha sido removida, dando una sensación de súbito vacío. Los restos de las estructuras y cimientos de las casas recuerdan que todo fue violentamente arrancado. Aún hay viviendas volcadas, abandonadas, como si el desastre hubiese ocurrido ayer.

Kesennuma era uno de los principales puertos pesqueros de Japón. La recuperación tomará aquí un largo tiempo, aunque ya se perciben pequeñas señales de esperanza, como el retorno de la crianza de ostras y el cultivo de algas.

El Kyotoku Maru, el barco arrastrado hasta el centro de la ciudad, se ha convertido en una atracción turística, y es probable que sea conservado para preservar la memoria de lo ocurrido. Sin embargo, hay voces contrarias a su permanencia, alegando que activa luctuosos recuerdos de la tragedia.

Serie: Minami Sanriku, memorias para olvidar


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario