Ganancias de Honda disminuyeron entre julio y septiembre

Ventas de autos cayeron, pero crecieron las de motos gracias sobre todo a demanda en Asia y Sudamérica


Publicidad


El fabricante japonés Honda Motor tuvo un beneficio neto de 60.400 millones de yenes (547 millones de euros) entre julio y septiembre, lo que supone un 55 por ciento menos que en el mismo periodo de 2010, informó hoy la compañía.

Los ingresos por ventas del grupo se redujeron un 16,3 por ciento interanual hasta 1,88 billones de yenes (17.080 millones de euros) a causa, principalmente, del impacto del terremoto y tsunami del pasado marzo en el noreste de Japón y la fortaleza del yen frente al dólar y el euro.

Su beneficio operativo entre julio y septiembre, segundo trimestre del año fiscal nipón, fue de 52.511 millones de yenes (475,5 millones de euros), un 67,9 por ciento menos que el ejercicio anterior por el descenso en el volumen de ventas y el aumento de costes fijos por unidad ante una menor producción.

Entre julio y septiembre Honda Motor vendió 772.000 vehículos, un 14 por ciento menos, ante la reducción de las ventas en Norteamérica y Japón por el impacto del terremoto de marzo en la cadena de suministros.

En ese mismo periodo el grupo vendió en cambio 3,27 millones de motocicletas, un 20 por ciento más que el año anterior, gracias principalmente al aumento de la demanda en Asia y Sudamérica.

En el semestre abril-septiembre, primera mitad del año fiscal nipón, Honda Motor tuvo un beneficio neto de 92.226 millones de yenes (835,2 millones de euros), un 77,4 por ciento menos que en el mismo periodo de 2010, en medio del descenso de la producción por la catástrofe de marzo.

En esos seis meses sus ingresos se redujeron un 22 por ciento, hasta los 3,6 billones de yenes (32.604 millones de euros), mientras que su beneficio operativo fue de 75.000 millones de yenes (unos 680 millones de euros), un 81,1 por ciento menos.

La venta de motocicletas mejoró en ese periodo un 7,3 por ciento respecto al año anterior hasta los 6 millones de unidades, al tiempo que la de vehículos retrocedió un 26,6 por ciento, hasta 1,3 millones de unidades, principalmente a causa de “alteraciones en la producción” por el impacto del terremoto de marzo.

El fabricante nipón, en su presentación de resultados, se abstuvo de hacer previsiones para el año fiscal, que concluye en marzo de 2012, ante la imposibilidad de calcular aún los efectos de las inundaciones de Tailandia en las factorías de Honda en ese país. (EFE)


Publicidad

Publicidad

Descarga el App de Súper Tokio Radio



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario